Préstamos de emergencia para arreglar tu auto

¿Tu auto tuvo un desperfecto o lo chocaron? ¿No sabés por dónde empezar a arreglar esa chapa o ese motor ruidoso? Arreglar un auto puede ser muy costoso porque requiere de especialistas en cada una de las partes dañadas (pintura, chapa, motor, freno, vidrios, sillones, tapizados y un largo etcétera). Si bien te podés dar maña y hasta arreglar ese ruido molesto que hacía al frenar, hay partes que requieren de un trabajo especial. Ya sea que necesites tu auto para trabajar o para salir de vacaciones, no tenés por qué dejarlo parado en la calle o en tu garaje porque no sabés dónde conseguir el dinero que necesitás para arreglarlo. Puede ser que ya hayas hecho todas las averiguaciones y hasta encontrado el taller ideal para las reparaciones, de hecho es probable que hasta hayas intentado hacerlo vos mismo con un video de YouTube.

Pero no: sabés que así no funciona y que una maquina tan compleja requiere del mayor de los cuidados, tanto para tu seguridad como para la de tu familia. Ya no es necesario que te limités y dejés de hacer lo que tenés que hacer. Ahora, con los préstamos de emergencia en Vivus es muy fácil: tenés todo el dinero necesario a unos pocos clics de distancia.

Si ya empezaste a hacer los arreglos y conseguiste algún chapista o mecánico de confianza que te fíe el trabajo porque te conoce y sabe que sos de cumplir tu palabra; si tu cuñado o suegro trabajó durante un tiempo en un taller y pudo darte una buena mano con los arreglos más superficiales pero no lo pudo terminar, contás con Vivus para todas y cada una de las situaciones. ¿Comprar un auto nuevo o repararlo?

Ante un desperfecto o rotura de nuestro auto, siempre nos enfrentamos al mismo dilema: ¿vender el que tenemos y comprar otro, o arreglarlo cueste lo que cueste? Si disponés del dinero para comprar otro auto, entonces quizás considerés entre las dos opciones. Pero para quienes no disponen del efectivo lo mejor es ir al mecánico y averiguar cuál es el costo de la reparación.

Claro que si tu única opción es arreglar el auto y encima lo necesitás para trabajar o para ir al trabajo, bueno… entonces las opciones no son muchas. Vas a tener que arreglarlo, y acá empiezan los problemas. O mejor dicho: empezaban. Porque con los préstamos de emergencia vas a poder olvidarte para siempre de la falta de efectivo. Si tu auto se rompe y necesitás arreglarlo ya, Vivus te presta un crédito de forma online con mínimos requisitos. Tenés que registrarte en nuestro sitio (no vas a tardar nada), pedir la cantidad de dinero de la reparación (vas a tardar menos que nada), y esperar que depositen la plata en tu cuenta (lo cual tarda aproximadamente un día).

Con efectivo en mano, la cosa cambia. Arreglás tu auto, trabajás, y después le devolvés a Vivus lo que te prestó. No vas a perder tiempo ni fuerzas y listo, problema resuelto. Recordá que Vivus tiene atención al cliente de lunes a sábados, y que también podés escribir a info@vivus.com.ar por cualquier duda. Los préstamos en efectivo urgentes llegaron para cambiarte la vida. Aprovechalos y no pierdas más tiempo preocupándote por el dinero.

03/05/2017