Préstamos rápidos para lo que necesites

En los últimos años, los préstamos rápidos se volvieron una opción que creció muchísimo en todo el mundo y que, por eso mismo, no dejó indiferente a nadie. A esta altura, casi todos escuchamos hablar de estos maravillosos créditos que son tan fáciles y rápidos de conseguir.

Dicho esto, tenemos que preguntarnos, ¿en qué gastar esta plata que, de repente, está en nuestras manos? Probablemente ya tengas un destino para ese dinero, aunque tal vez no se te ocurra en qué aprovechar esta oportunidad que ofrece Vivus con sus préstamos rápidos.

En este artículo veremos algunas circunstancias u oportunidades en las que un crédito nos vendría de mil maravillas. Para empezar, se dice que los préstamos rápidos deben ser utilizados sólo por gastos inesperados, lo cual no es tan cierto. Los préstamos de Vivus te van a servir para, básicamente, lo que quieras. Es dinero que está ahí para que lo uses.

Teniendo en cuenta esto veamos algunos motivos para los que es ideal pedir un préstamo rápido:

1. Roturas en el hogar

¡Ufff! ¡Qué molesto que es, cuando se nos rompe la heladera! ¡O el lavarropas! O cuando simplemente tenemos un enchufe defectuoso, más una lamparita que hace corto, más un poco de humedad en una pared… Gastos y más gastos que se van acumulando por roturas en casa. Algunas de ellas requieren atención inmediata, y entonces los préstamos rápidos aparecen como la gran solución.

2. Pago de multas

¿A quién no le pasó? Nadie está exento a una multa porque nos agarraron desprevenidos o por lo que sea y el dinero que debemos pagar es una verdadera molestia, un pequeño pero doloroso agujero en nuestras finanzas personales. Bueno, ahora esa molestia tiene cura, los préstamos rápidos de Vivus te van a sacar del apuro.

3. Accidentes

Por naturaleza, un accidente es imprevisible y un gasto inesperado y al igual que las multas, a cualquiera le puede pasar. Recurrir a un financiamiento tradicional para un accidente no es accesible para todos, para eso los préstamos rápidos vienen a darte una mano.

4. Enfermedades

No todos tienen acceso a una obra social o a una prepaga, y ya sabemos que los hospitales públicos muchas veces demoran meses en otorgar un turno. Los préstamos de Vivus son geniales para cubrir estos gastos ante una urgencia o para comprar remedios que necesitás de forma urgente.

Estos son algunos de los gastos inesperados más comunes. Claro que también solemos tener gastos que son más previsibles o que nos dan, supuestamente, tiempo para conseguir dinero o ahorrar. Por supuesto que muchas veces el ahorro es imposible y todo se transforma en una pesadilla. Porque gastos inesperados podemos tener un puñado por año, pero gastos fijos tenemos cientos y cientos.

Otros de estos gastos incluyen las fechas especiales (Navidad, Reyes Magos, cumpleaños, Día de la Madre, etc.), el comienzo de clases, las vacaciones o alguna inversión que queramos hacer.

Para todo, los préstamos rápidos de Vivus son la solución necesaria ante la escasez de efectivo.

Para más información visitá VIVUS

10/31/2016