¿Problemas para pagar facturas? ¡No te preocupés!

Muchos hemos pasado por esos momentos en los que pagar las facturas de servicios como el gas y la luz es difícil. Si bien es cierto que es importante analizar el motivo por lo que esto ocurre y hacer algo para que deje de pasar, (como hacer una revisión de la forma en que manejamos nuestras finanzas) también es cierto que cuando tenemos el problema queremos solucionarlo de inmediato. Por eso, a continuación te damos una opción para salir del apuro.

¿Qué podemos hacer ante semejante situación?

En la mayoría de los casos el consejo sería simple y concreto “hay que ahorrar, no gastar de más y acomodar un poco las finanzas” y listo, pasamos el mal momento. Pero cuando hablamos de facturas de servicios básicos como la luz, el agua y el gas no tenemos demasiado margen para ahorrar. Es cierto que podemos gastar menos, pero así y todo a veces es imposible. Peor todavía si la factura que debemos es la del gas en pleno invierno argentino ya que ahorrar en ese servicio es bien difícil, por no decir imposible; y si hablamos de comercios, la cosa se complica todavía más porque la luz y el gas son imprescindibles para mantener activos los negocios. Por todo esto, la idea de ahorrar no siempre es viable y no nos queda otra que pagar las cuentas.

¿Y entonces?...

Sin embargo, lo que parece un problema sin solución no lo es, y esto es gracias a los préstamos en línea que hoy en día tenemos disponibles. La idea básica de estos préstamos en línea es fácil de entender ¿qué hacemos cuando no podemos ahorrar? Le pedimos plata a un familiar o amigo, ¿no? Los préstamos rápidos que ofrece Vivus son básicamente lo mismo, una ayuda en el momento indicado, con la gran diferencia de que no desgastamos nuestras relaciones ni solicitamos ayuda a alguien que probablemente esté en la misma situación que nosotros.

Algunos se preguntarán por qué no ir directamente a un banco convencional. Bueno, la respuesta es clara, a diferencia de los préstamos de un banco, los préstamos en línea son accesibles –pues la mayoría de los que son rechazados por los bancos puede beneficiarse con ellos– y el trámite es súper sencillo. Sólo necesitas llenar un pequeño formulario en internet con tus datos, pedir una cantidad de dinero determinada y esperar la aprobación. ¡¿Nada más?! Nada más, así de fácil. Además, puedes calcular los intereses al momento de pedir la plata, sin sorpresas y sin engaños. Los préstamos en línea de Vivus son geniales para momentos difíciles y para tener dinero en efectivo cuando no hay manera de conseguirlo. Por eso, cuando nos enfrentemos a problemas por no poder pagar las facturas lo mejor es tener la seguridad de que podremos solicitar dinero y recibirlo de manera inmediata. Tengamos en cuenta que el dinero es sólo papel impreso y que lo importante es lo que podemos hacer con él.

Así que a animarse para encarar el día a día con todo y no dejarse tirar abajo por un problema que tiene solución. ¡Los préstamos en línea están hechos para ayudarte en esos momentos de necesidad! No los desaproveches.

01/08/2016