La importancia de una carta de presentación

Una carta de presentación es una carta dirigida a la empresa u organización donde queremos postularnos como candidatos potentes a un puesto de trabajo ofertado. A continuación, te contamos las funciones principales de una carta de presentación:

  • Generalmente, es una carta que acompaña nuestro Currículum Vitae o CV y que tiene que estar redactada tomando en consideración las condiciones de la oferta laboral. El fin último de la carta de presentación es captar la atención de los reclutadores para así poder avanzar en el proceso de selección.

Una buena opción es acompañar tu CV junto con la carta de presentación y con una carta de recomendación firmada por un antiguo jefe o docente que avale tu buen desempeño, como empleado o alumno, en algún proyecto en particular.

  • Otra de las funcionalidades de una carta de presentación es ser como un saludo formal que acompaña al Currículum Vitae ante la entidad donde deseas trabajar. El objetivo de la carta de presentación es resaltar datos específicos de tu historia académica y profesional. De esta forma, con la carta de presentación estarás queriendo demostrar tu idoneidad para el puesto de trabajo al que te estás presentando.

  • Asimismo, la carta de presentación, al igual que el Currículum Vitae, es la primera impresión que ofrecemos de nosotros mismos. Por este motivo, es esencial cuidar la redacción y el formato. En las cartas de presentación, evitamos hablar sobre nuestros conocimientos, en cambio hacemos foco en las actitudes que reflejan que nosotros, como candidatos, tenemos interés por la empresa y en el puesto de trabajo.

  • En la carta de presentación, también es una gran oportunidad para demostrar tu capacidad de comunicación, así como parte de tu personalidad.

Contenido de una carta de presentación

Una carta de presentación debe tener una redacción profesional y formal que se encuentre limitada estrictamente a la posición a la que estás aplicando. Su redacción debe ser clara y concisa, revisando detenidamente las faltas de ortografía y manteniendo un orden de ideas en la redacción. El contenido de la carta de presentación debe tener, como fin último, explicar los motivos por los cuales estás interesado en la posición y las razones por las que considerás que tenés los requisitos del puesto al que te estás presentando.

Por otro lado, en la carta de presentación, es necesario incluir ejemplos reales basados en tu experiencia laboral anterior.

Saber cómo redactar una carta de presentación es tan importante como saber cuánto cobro de salario o cómo negociar un sueldo. Por esta razón, prestá atención a nuestros consejos y conseguí la mejor carta de presentación para mejorar tu futuro profesional.

La estructura formal de una carta de presentación se compone de cuatro partes, que te marcamos a continuación:

  • Datos personales de la empresa y del candidato

Al inicio de la carta de presentación tenés que incluir la siguiente información:

Nombre y apellidos del candidato Calle, nº, piso Código postal – Ciudad Teléfono de contacto e-mail

Nombre de la empresa Número de CUIT Departamento (si tiene) Nombre y apellidos de la persona a la que se dirige (si se conoce) Dirección Código postal – Ciudad

  • Saludo inicial

La carta de presentación tiene que ir dirigida a la persona responsable del sector donde te interesa aplicar al puesto de trabajo. Es importante que antes de enviar la carta tengas el nombre correcto de esta persona. Quizás en la página web de la empresa o en Linkedin podrás encontrar la información que buscás.

  • Introducción

En esta parte tenés que llamar la atención del lector. Las cartas de presentación tienen la característica de ser un espacio para mostrar todas tus virtudes. En este párrafo es importante que te presentes y expliques cuál es el objeto de la carta, describiendo tu interés por el puesto de trabajo que ofrecen. En el caso en que estés respondiendo a un anuncio de una oferta de empleo, este es el lugar en el que tenés que mencionarlo.

  • Cuerpo de la carta de presentación

En esta parte es donde tenés que hablar sobre vos. El fin de este párrafo es poder mostrarle a la empresa todo lo que tenés para ofrecer y los motivos por los cuales tienen que contratarte. Explicá tus logros y experiencias profesionales, definí cuáles son tus habilidades y aquellas capacidades que te hacen ser el candidato idóneo para desarrollar las habilidades del puesto de trabajo al que te estás postulando.

  • Conclusión

Al final de la carta, es importante que expreses tu interés en tener una entrevista considerando tu interés y tus aptitudes para con la posición. Ofrecé alternativas para que te contacten y así poder concretar una reunión. Como ejemplo, podés mencionar el horario en el que preferís ser contactado por teléfono y cuál es tu mejor horario para tener una entrevista. Siempre planteá que tenés flexibilidad para poder organizar una reunión con ellos.

carta-de-presentacion-2

Tipos de cartas de presentación

Respecto a las cartas de presentación, existen diferentes tipos dependiendo del motivo para que la necesites o a quién va dirigida.

  • Carta de presentación en respuesta a un anuncio

En esta carta de presentación, es necesario hacer énfasis en los motivos que tenés para querer trabajar en esa empresa. Por otro lado, será necesario que hables sobre las capacidades que tenés para desempeñar el puesto de trabajo.

Siempre tenés que enunciar la referencia del puesto al que estás aplicando al principio de la carta de presentación, o mencionar dónde conseguiste la oferta de empleo. Redactá la carta de manera concisa y formal, resaltando los conocimientos que disponés que se ajusten al puesto que estás aplicando, como ser idiomas, programas informáticos o alguna formación específica necesaria para la posición. El objetivo de esta carta de presentación es conseguir una entrevista personal, por esta razón en el cierre de la carta deberás incluir una frase que haga referencia a esto.

  • Carta de presentación espontánea

El contenido de la carta de presentación espontánea tiene que ser más genérico al no conocer si la empresa tiene en ese momento algún proceso de selección abierto. Por esta razón es esencial destacar la motivación que te lleva a querer trabajar en esa empresa.

A la hora de destacar tus habilidades profesionales, al no tener ninguna referencia o conocimiento sobre si existe un puesto vacante, deberás destacar aquellas que consideres tus puntos fuertes y tus mejores aptitudes como profesional. Finalizá la carta de presentación solicitando una entrevista personal.

01/11/2018