Como administrar tus finanzas personales en 5 pasos

Gestionar tus finanzas personales es un reto, sobre todo cuando se trata de ahorrar dinero en un plazo determinado. Existen muchas formas de administrar tus finanzas, sin embargo aquí te recordamos los puntos clave que debés tener en cuenta al momento de administrar tus finanzas.

1. Aprendé a administrar tus finanzas personales

Uno de los principales puntos recomendables al momento que se quiere dar una organización de las finanzas personales, es investigar y educarse sobre cómo manejar el dinero de manera más eficiente, según tus ingresos y estilo de vida.

Seas multimillonario o apenas estés empezando tu carrera profesional, la administración de las finanzas personales requiere un conocimiento básico de cuáles son las mejores formas de manejar el dinero, además de un análisis según tu situación financiera actual, para lograr así tomar una decisión más acertada.

La determinación de atender tus problemas financieros para dar respuesta y atención a las necesidades económicas de tu vida, es otro punto clave para llevar una buena administración financiera.

Organizá semanalmente un espacio de tiempo para revisar tus finanzas, es una decisión muy beneficiosa para estar consciente de tu situación económica y tomar decisiones a tiempo que te ayuden a agilizar tu gestión.

2. Otorgale un verdadero valor a las cosas

Muchas veces nos organizamos y administramos nuestras finanzas personales en base a lo que deseamos comprar. Nos fijamos en los precios de la cantidad de productos o servicios que deseamos adquirir y hacemos un total, teniendo la noción de que esos son los gastos totales que necesitamos consumir.

A pesar de que es muy acertado hacer un listado de los gastos recurrentes y extraordinarios que presentamos durante el mes, es muy importante intentar descifrar el valor real de los productos que deseamos adquirir.

Un nuevo televisor en oferta, aunque puede parecer una oportunidad de ahorro, debemos preguntarnos si realmente existe una necesidad de compra de ese producto.

Hacer ese tipo de análisis te permitirá ahorrar mucho más dinero del que te imaginas, y además podrás enfocar el dinero ahorrado en las necesidades a las que le hayas otorgado un mayor valor al momento de administrar tus finanzas personales.

3. Revisá tus finanzas y tomá decisiones a tiempo

Realizar un balance personal de todos tus ingresos, gastos, patrimonios y deudas, te permitirá conocer tu verdadera situación económica y tomar las decisiones a tiempo que te liberen de una crisis financiera a futuro.

Sumá todos tus ingresos e inmuebles, y restale todas las deudas y gastos que tenés mensualmente. Esto te permitará validar cuál es tu balance financiero personal, además de que podés mes a mes medir tu posición y comparar en que medida han prograsado los planes financieros que te hayas fijado al momento que decidiste administrar tus finanzas.

Esta organización la podés desarrollar fácilmente en una hoja de cálculo Excel. Anotando mensualmente o incluso a diario, todos tus ingresos y egresos. Esto te permitirá tener una mejor visualización de tus finanzas personales, y hará mucho más sencillo incluir o recortar gastos, y validar como eso afecta a tu economía mensual.

4. Ahorrar es preferible que gastar

Luego de empezar a aplicar tus primeras estrategias económicas con la finalidad de mejorar tus finanzas personales, intentá ahorrar el dinero que haya sobrado de tus gastos mensuales.

Para evitar generar nuevos gastos innecesarios, el dinero excedente de tus finanzas mensuales, lo más recomendable es destinarlo para el ahorro. Contar con dinero extra disponible, te vuelve propenso a gastarlo en nuevos productos que se encontraban fuera de tu administración y que podrían desbalancear tus cuentas a futuro o dejarte sin ninguna fuente de ahorro ante cualquier imprevisto.

Lo preferible es que administres tus gastos con los ingresos habituales presupuestados, y cualquier ingreso extra recibido u excedente del plan de gastos creado, lo dediqués al ahorro.

5. Pagá tus deudas

Pagar todas tus deudas te brindará la libertad económica de administrar tus finanzas personales con un balance positivo. Podés programar las cuotas de tus créditos o plazos de pago de tus préstamos dentro de tu organización de gastos mensual, así recordás realizar los pagos a tiempo, evitás pagar mayores intereses y eventualmente terminarás saldando todas las deudas contraídas.

Aprovechar cualquier ingreso extra, bono o venta de algún inmueble para cancelar el total de tus deudas, también es una decisión que te podría beneficiar a futuro, permitiéndote salir de todos tus productos crediticios de una sola vez, por lo que ahorrarás a futuro en pago de intereses, y te brindará una comodidad económica para continuar enfrentando tus retos financieros.

Evitá contraer nuevos deudas o préstamos, a menos que tengas la certeza de que podés pagarlos a tiempo, y que eso traerá un beneficio mayor a tus finanzas.

Los préstamos personales son una responsabilidad que asumís con entidades financieras en búsqueda de una ayuda económica, que se convertirá a futuro en una mejora para tus finanzas personales.

Pedir un préstamo para comprar productos que no le otorguen una utilidad o valor proporcional a tu vida, en comparación al dinero que estás pagando, puede ser una jugada arriesgada, ya que te encontrás en la misma situación financiera antes de solicitar el préstamo, pero ahora con una deuda e intereses que tenés que pagar.

Sin embargo, pedir un crédito para invertir en un patrimonio o inmueble que potenciará tu nivel financiero, puede convertirse en una excelente decisión si lo hacés en el momento correcto.

Tomar esta decisión lleva tiempo, y se debe tener en cuenta todos los factores que se verán afectados a través del compromiso de aceptar una nueva deuda. Es muy importante que tener en cuenta el costo total que te ocasionará asumir el préstamo, y agregar los pagos a tu presupuesto. Antes de contraer el préstamo asegurate de poder pagarlo, y de cómo a través del inmueble o patrimonio adquirido podrás a corto, mediano o largo plazo recuperar tu inversión.

Los préstamos Vivus te ofrecen en tu primera solicitud un préstamo libre de intereses y comisiones, ideal para dar inicio a los proyectos y decisiones que tomés al momento de administrar tus finanzas.

14/07/2017