¿Cómo controlar la ansiedad de gastar?

En el caso de que sientas que no podés controlar la ansiedad de gastar dinero, que estás consumiendo demasiado y creés que puede ser un grave problema a la hora de administrar tus finanzas, tenés que prestar atención a este artículo.

En este tema existen tres tipos de adicciones:

  • Adicción a comprar: consiste básicamente en el consumo como actividad principal de nuestra vida diaria, como una actividad que ocupa la mayor parte de nuestro tiempo en el día.

  • Adicción al consumo: por lo general son compras innecesarias que realizamos, que hacemos sin pensarlo demasiado y en cosas superfluas que pierden su valor o necesidad de forma muy rápida.

  • Adicción al crédito: este problema viene derivado del consumo excesivo de las tarjetas de crédito. Consiste en la pérdida de noción de la cantidad de dinero que se gasta con las tarjetas de crédito, pero que en consecuencia aumenta el nivel de endeudamiento.

Los expertos nos comentan los 8 síntomas más llamativos para tomar medidas para mejorar la situación y poder controlar la ansiedad:

  1. Por lo general me disgusto por haber gastado el dinero sin sentido.

  2. Cuando me siento triste o deprimido suelo hacer compras innecesarias para animarme.

  3. Hago compras impulsivamente.

  4. Cuando veo algo que me gusta, no me lo saco de la cabeza hasta que lo compro.

  5. Compro cosas inútiles que después me arrepiento de comprar.

  6. Se me va el dinero sin darme cuenta.

  7. Normalmente, cuando recibo el resumen de las tarjetas de crédito me sorprende ver el monto de gastos realizados.

  8. Compro ropa que después no uso.

como-controlar-la-ansiedad

Designed by Freepik

Métodos para controlar la ansiedad de gastar

Después de haber analizado los diferentes síntomas que podés sentir, al no poder controlar tu ansiedad de querer gastar, es que te podemos dar un par de tips para mejorar esta falta de contención. Verás como aplicando estos consejos a diario, podrás controlar la ansiedad y mejorar tu relación con el gasto del dinero.

  • Hacé una lista de todas las actividades o productos en los que gastás el dinero todos los meses. Tal vez sos adicto a la ropa, a comer afuera en restaurantes, o te gusta gastar la plata en accesorios para tu mascota.

Poder disfrutar de las cosas materiales no es malo en sí mismo, el problema viene cuando no podés afrontar los gastos que demandan tus caprichos. Para poder evaluar tu situación, lo mejor será que te preguntés ¿en qué estoy gastando la plata? ¿Vale la pena gastar tanto dinero en esos productos o servicios?

A diferencia de los gastos fijos como el alquiler, los servicios básicos y otros pagos, que siempre son los mismos todos los meses, los gastos que no son esenciales son más fáciles de achicar.

  • Revisá tus gastos del último trimestre. Para hacerlo tenés que revisar tus resúmenes de tarjeta de crédito y débito sumado a tus cuentas bancarias. Será indispensable saber cuánto cobro de salario para mejorar el control de mi dinero.

No te olvidés de contabilizar los gastos diarios que hacés en efectivo para saber a dónde va a parar tu dinero. Llevá un anotador, o destiná una nota en el celular para registrar todos los gastos que hagas, hasta los pequeños gastos en el quiosco. Te vas a sorprender de la cantidad de dinero que podés gastar en tan sólo una semana o en un mes.

En caso de querer hacer un análisis más profundo de la situación, podés tomar en cuenta los resúmenes de gastos de todo el año. A simple vista podrás ver que tenés un montón de gastos que no son indispensables, y que terminan representando un gran porcentaje de tus ingresos. Todo ese dinero podría haber sido ahorrado para un mejor fin.

Al llevar un registro, podrás controlar mejor los gastos para llegar más holgado a fin de mes o aumentar tu nivel de ahorro. En consecuencia, controlar mejor esa ansiedad del consumo.

  • Guardá todos los recibos. Es una forma fácil y sencilla de controlar tus gastos. Podés tener un estuche en la cartera o en la mochila donde podés meter todos los productos que consumís. En caso de hacer compras chicas en el quiosco, podés anotarlo de forma manual en un papel que llevés dentro del estuche para poder mejorar tu control.

De esta forma, podrás descubrir si estás gastando más de lo debido en un mes y podrás precisar exactamente cuándo y dónde gastaste dicho dinero.

Una gran solución es no sacar dinero en efectivo del cajero. Para este caso es una suerte que Argentina no esté tan bancarizado, por lo que usar la tarjeta de crédito o débito tampoco será tan fácil. Encontrarás un límite muy real que evitará que te tientes en gastar en cosas innecesarias y así poder controlar la ansiedad.

  • Hacé las compras del supermercado con una lista. Una lista de supermercado te limita a tener que comprar lo que allí está escrito, ni más ni menos. Hacé la lista a consciencia en casa antes de salir. Revisá las alacenas, la heladera y el freezer para saber qué es lo que está faltando en la casa. No te olvidés de los productos de limpieza ni el papel higiénico que suelen ser los productos que pasamos por alto al momento de hacer las compras.

Al hacer esta lista podés hacer un cálculo aproximado del presupuesto que vas a necesitar para afrontar el gasto, sin irte del presupuesto.

Hacer las compras por Internet es una muy buena opción si ir directamente al local o al supermercado te genere ansiedad de comprar más. Por suerte, muchos supermercados ofrecen este servicio de delivery a casa que te ahorra la molestia y la ansiedad de tener que ir al super a comprar y terminar comprando más de lo calculado.

07/09/2018