Cómo evitar que accedan a mi cámara web

Hace un tiempo se difundió una foto de la notebook de Mark Zuckerberg, en la cual se veía una cinta cubriendo su webcam. Esto causó mucha controversia sobre la ciberseguridad de los dispositivos con acceso a internet y la privacidad.

Realmente desde hace mucho existe este debate, e incluso se han hecho películas y series, y ha habido casos emblemáticos sobre este asunto.

Hoy en día se sabe que es posible que te espíen por la cámara de tu dispositivo, ya sea una computadora, una notebook, una tablet o un smartphone.

Los métodos que utilizan los hackers para hacerlo son variados. Pero afortunadamente existen formas de evitarlo.

Si te estás preguntado “¿cómo evitar que accedan a mi cámara web?”, has llegado al lugar indicado porque eso es justamente lo que te contaremos en este artículo.

¿Me pueden espiar por mi cámara web? ¿Cómo es posible?

Si tenemos en cuenta que Mark Zuckerberg y el director del FBI tapan las cámaras web de sus ordenadores y dispositivos móviles, entonces deberíamos asumir que algo de cierto hay en esto.

De hecho, sí es posible que te espíen por la cámara web tanto de tu computadora como de tu móvil o notebook, o de cualquier otro dispositivo conectado a internet que tenga una cámara.

Incluso no solo la cámara web es vulnerable a ser controlada sino también el micrófono y hasta el teclado. Esto lo logran los hackers “infectando” tu dispositivo, y con ello pueden acceder a toda la información que se encuentre en él, además de controlar - como dijimos antes - los periféricos como la cámara, el teclado o el micrófono.

Entonces… ¿Son seguras las videollamadas?

La respuesta más acertada sería “depende”. Ya que hay que tener en cuenta que una videollamada tiene principalmente cuatro elementos, que pueden ser vulnerables y susceptibles a ser hackeados:

  • El emisor.
  • El receptor.
  • La conexión entre ambos.
  • Y la aplicación que se está utilizando para realizarla.

Para evitar que te espíen es necesario asegurar los cuatro elementos. Es decir que no sea posible acceder a los dispositivos ni del emisor ni del receptor, ni que tampoco se pueda interceptar dicha comunicación.

En este sentido, para que sea imposible interceptar los mensajes durante el transporte es que los diseñadores de las aplicaciones de videollamadas empleen técnicas de cifrado. Con estas técnicas consiguen que, aunque se intercepte el mensaje, no sea posible entenderlo, ya que se traducen en una secuencia de caracteres ininteligibles para cualquiera que no tenga la contraseña.

¿Qué debes tener en cuenta al usar una app de videollamadas? Algunos consejos útiles y efectivos

Lo principal que debes tener en cuenta es:

  • Instalar solo apps de proveedores y portales oficiales y seguros. De esta manera evitás instalar falsificaciones o apps maliciosas que puedan interceptar las comunicaciones y hacerte víctima de timos o fraudes.
  • Actualizar todas las apps SIEMPRE a su última versión. Muchas veces existen brechas de seguridad que con las actualizaciones se solucionan.
  • Además, muchas veces la seguridad dentro el dispositivo del usuario se vulnera por medio de enlaces en mensajes maliciosos de “smishing” o “phishing” que se han recibido. Por ello siempre debés tener activado un antivirus y mantenerlo actualizado en todos los dispositivos con los que accedás a internet.
  • Nunca uses mensajes de SMS, email o redes sociales que tengas dudas sobre su procedencia o veracidad.
  • Nunca hagas partícipe de conversaciones privadas a usuarios que desconozcas o que dudes de sus intenciones. Para ello, tenés que configurar bien las opciones de privacidad de las videollamadas y no hacerlas públicas, compartiendo los datos de acceso solo con aquellos que querés que participen. Nunca compartás esos datos en las redes sociales o en foros.
  • Por otro lado, tenés que mantener las conversaciones en un lugar donde estés seguro/a de que no hay personas o dispositivos escuchando de modo indebido.
  • Siempre que compres una cámara aseguráte de que sea de una marca reconocida.
  • Asimismo, desconecta el acceso remoto de la cámara si no la vas a usar y aseguráte de poner una contraseña sólida, que de ser posible incluya letras minúsculas, mayúsculas, números y caracteres especiales.
  • Por último, aseguráte de que estás aprovechando y utilizando todos los ajustes y configuraciones de seguridad que te provee el fabricante.

Cómo evitar que accedan a mi cámara web - Imagen de Tumisu en Pixabay

¿Qué más podés hacer para prevenir el espionaje a través de tu cámara web?

Si has seguido todas las recomendaciones anteriores es probable que tus videoconferencias sean seguras. Sin embargo, existen algunos otros riesgos secundarios por lo cual, como te comentamos antes, algunas personas directamente tapan su cámara web o la desconectan o desactivan del todo.

4 métodos (infalibles) para prevenir el espionaje a través de tu cámara web

  • Método #1: Utilizá un cobertor de cámara web

Los profesionales suelen usar este método que consiste en una ranura plástica que se coloca sobre la cámara y permite habilitarla con facilidad cuando se quiere usar.

Es, quizás, el método más seguro. El único problema puede ser que si se utiliza en una computadora portátil puede afectar el cierre normal de la misma. Por lo que deberías primero medir el espesor del cobertor para asegurarte evitar este inconveniente.

  • Método #2: Usá una simple cinta adhesiva

No es más que colocar una cinta adhesiva en la cámara para bloquearla. Es el método más sencillo, y también resulta muy efectivo, pero el problema es que resulta poco estético, y además pueden quedar restos de pegamento al quitar la cinta.

  • Método #3: Desactivá la cámara desde el sistema operativo

Más allá de la opción de cubrir de manera física la lente de la cámara existen otras opciones para desactivarla por completo.

En los sistemas operativos de Windows 10 y Windows 8 se puede desactivar desde el Panel de Configuración en el apartado de “Privacidad”.

Esta es una opción sencilla y efectiva, y fácilmente reversible, pero si el atacante consigue obtener el acceso administrativo del dispositivo puede volver a habilitarla.

  • Método #4: Desactivá desde la BIOS

Esta es la opción más técnica, pero a la vez la más segura, ya que es muy poco probable que el atacante puede reiniciar el equipo para volver a activarla. No obstante, en muchos equipos la webcam está integrada en el mismo módulo de placa que el micrófono por lo cual, si este es el caso de tu equipo, deberás desactivar ambos. Pero si querés una privacidad total está es la opción que te recomendamos.

Para hacerlo tenés que reiniciar el equipo, y entrar a la BIOS, y desde allí desactivar la webcam.

Estas son las 4 maneras más efectivas y recomendadas por los expertos para evitar que te espíen por tu cámara web.

Para finalizar, solo resta comentarte que existen algunos softwares que te permiten desactivar la webcam, pero no te aconsejamos utilizarlos, ya que tal vez sea “peor el remedio que la enfermedad”.

Conclusión: ¿Cómo evitar que accedan a mi cámara web?

Como ves existen varias cosas que podés hacer para evitar que accedan a tu cámara web. Sin embargo, en gran parte que puedan acceder o no depende de vos.

Si seguís las recomendaciones compartidas en este artículo, te garantizamos que disminuirás en un gran porcentaje las posibilidades de que te espíen.

Y si te estás preguntando “¿por qué habría alguien de espiarme a mí?”. La respuesta es “por muchos motivos”. Desde conseguir datos de cuentas bancarias o tarjetas de crédito hasta chantajearte o simplemente difamarte por diversión. Por ello, no lo pensés mucho, y seguí las medidas que te comentamos antes.

Te invitamos también a leer otros posts relacionados como formas de protegerte de estafas online, 7 pasos para proteger tus datos online o la importancia de la protección de tu información personal.

03/06/2020