¿Cómo funcionan los préstamos? | Vivus Argentina

¿Cómo funcionan los préstamos?

Quizás te hayas preguntado cómo funcionan los préstamos o cómo y por qué se otorgan. A continuación veremos algunos de los puntos principales que explican cómo funcionan los préstamos.

1) Necesitás dinero

Para que un préstamo exista debemos tener a dos personas: el prestatario y un prestamista. Una debe tener una necesidad de dinero y la otra la voluntad de otorgarlo bajo ciertas condiciones.

• El prestatario: es el deudor, aquel que está obligado a devolver el crédito que solicitó en los términos indicados.

• El prestamista: es quien otorga créditos a las personas que buscan financiar sus necesidades personales o profesionales.

Por ejemplo, necesitás hacer un arreglo en tu casa y empezás a pensar de dónde sacar la plata. Hay una gran diversidad de prestamistas para cada necesidad, en este caso, ya que se trata de un gasto puntual y, generalmente pequeño, puede ser que un préstamo inmediato sea lo que necesitás.

2) Realizas la solicitud

La forma de realizar la solicitud dependerá de la persona o institución a la que solicites el préstamo. En el caso de Vivus sólo debes realizar tres pasos muy sencillos: 1) Te registrás en nuestro sitio web: tenes que llenar un breve formulario en la página de Vivus. No es nada raro, solo tenes que poner tu nombre, tu apellido, tu DNI, etc. Todos tus datos son, por supuesto, confidenciales y se utilizan para corroborar tu identidad. 2) Solicitás el monto deseado: una vez que te registrás, tenes que indicar cuánto dinero querés pedir. En Vivus Argentina los préstamos van desde 1000 pesos hasta 6000 pesos. Como ves, los montos son pequeños pero muy útiles, porque tenes el efectivo sin riesgo a sobreendeudarte. 3) Confirmás el pedido: ahora que ya te registraste y pediste el dinero, sólo te resta esperar a que te llegue un mail o un mensaje de texto. ¿Para qué? Para que Vivus sepa que fuiste vos quien lo pediste.

3) Recibís la aprobación

El siguiente paso es el más sencillo: sólo tenés que esperar unos instantes para que llegue la aprobación. Podés seguir haciendo tus cosas tranquilo que nosotros te vamos a avisar. Cuando recibas la aprobación, fijate en tu cuenta bancaria, el dinero va a ser transferido de inmediato.

4) Recibís el dinero

Si tu préstamo está aprobado, se pondrá a tu disposición. Dependerá del prestamista cómo podrás acceder al dinero del préstamo. En el caso de Vivus, depositaremos el dinero solicitado en tu cuenta bancaria. A partir de allí, depende de vos cómo y en qué lo vas a usar. Lo mejor es, como ya dijimos, usarlo en gastos puntuales.

5) Devolvés el dinero

En un banco tradicional, a la hora de devolver el dinero los intereses pueden ser dificultosos de pagar. Por ejemplo, por un crédito a dos años a veces se tiene que devolver más del doble, lo que significa una reducción importante de tus ingresos.

A todo esto tenés que agregarles los gastos administrativos. ¿Qué es esto? Seguros, comisiones y otros gastos que aumentan el monto de la cuota de la devolución.

En Vivus pagar tu préstamo rápido es mucho más sencillo. Podés hacerlo desde tu casa o desde algún Pago Fácil o por débito automático. La primera opción es una transferencia bancaria; el número de cuenta lo vas a encontrar en el perfil de nuestra web; ah, y acordate de enviarnos el comprobante a info@vivus.com.ar.

La otra opción es ir al Pago Fácil más cercano a tu domicilio o lugar de trabajo; sólo necesitás tu DNI para hacer el trámite. ¿Y la factura? No es necesaria.

La última opción es el débito automático, para de esa manera despreocuparte. Lo podés hacer desde la página de Vivus o llamando al 0810 345 8488.

El monto y la fecha para devolver la plata lo ponés vos. El plazo máximo es de 30 días, pero podés solicitar una prórroga.

¿Eso es todo?

Básicamente, sí.

Los préstamos rápidos de Vivus funcionan de esa manera: son sencillos, cualquiera los puede tener y no hace falta siquiera moverse de la silla para conseguirlos.

Montos pequeños, gastos puntuales y las cosas claras. Vivus es una empresa internacional muy prestigiosa, lo que te permite estar tranquilo con tus transacciones y cuentas. Entonces, cuando necesites dinero sólo debés entrar a la web, solicitar la plata y esperar un poco.

¿Te acordás cuando para comunicarte con alguien que vivía lejos tenías que mandar una carta? Eso son los créditos tradicionales. ¿Y viste que ahora sólo tenés que escribir en un celular para comunicarte en segundos con alguien? Bueno, así funcionan los préstamos rápidos de Vivus.

¿Todavía te quedan dudas? Podés escribirnos a info@vivus.com.ar

04/10/2017