¿Cómo hago para pagar mis deudas?

Primero que nada, no hay que desesperar ante una situación de este estilo. La mayoría hemos pasado por alguna situación complicada, un mes que estás más justo que otro y que no llegás con el dinero a pagar todas las deudas ¡Hay opciones, así que no hay que enloquecerse! Te contamos las alternativas que tenés para responder esa interrogante, cómo hago para pagar mis deudas:

  • Pedir dinero a un amigo o familiar. Quizás sea la opción más fácil pero a veces la más complicada. Si tu palabra tiene credibilidad y tenés la suerte de tener a alguien cercano con la disponibilidad de dinero que estás necesitando, puede ser una gran opción.

  • Pedir un crédito al banco. En el caso que tengas una cuenta en alguna entidad bancaria, por ser cliente del banco podés averiguar cuál es la cantidad de dinero que te pueden prestar y bajo qué condiciones. Es importante que sepas que los Bancos poseen requisitos muy rigurosos que no siempre se adaptan a la situación de sus clientes.

  • Pedir un préstamo rápido. A la hora de evaluar alternativas para responder esa pregunta cómo hacer para pagar mis deudas, lo que prima es la rapidez para conseguir ese dinero que estoy necesitando. Hay veces que no da lo mismo conseguir el dinero un día antes o un día después. Todas las obligaciones y las deudas tienen sus fechas de vencimiento, por lo que pagar a tiempo es clave. Pedir un préstamo rápido puede ser la respuesta a tu duda inicial.

¿Cuáles son las ventajas de pedir un préstamo rápido?

Puede que te preguntés de forma reiterada ¿por qué pedir un préstamo rápido en vez de acudir a un crédito normal? Las diferencias son abismales cuando el tiempo corre en nuestra contra. Te contamos cuáles son los motivos principales para pedir un préstamo rápido:

  1. Su rapidez. No sólo nos referimos al poco tiempo que tenés que invertir para hacer el trámite del pedido del préstamo, sino también a la rapidez en obtener el dinero. Te evitás largas filas en el banco y tanto papeleo innecesario.

  2. Su sencillez. Los préstamos rápidos se caracterizan por ser de fácil acceso debido a lo sencillo que resulta acceder a ellos. Por lo general, se obtienen a través de Internet o de la aplicación de la entidad donde quieras pedirlo.

  3. No necesitás tener una cuenta bancaria. Si tuvieras que pedir un préstamo a un banco no sólo tendrías que cumplir con todos sus requisitos, sino que también tendrías que tener una cuenta bancaria donde se acredite ese dinero. Pidiendo un préstamo rápido para pagar tus deudas es mucho más fácil. Podrás elegir entre obtener el dinero en tu cuenta bancaria, si es que tenés, o retirarlo por ventanilla.

  4. Se adaptan a tu situación. Los bancos suelen cuidar poco a sus clientes y no tomar en consideración las condiciones especiales que tiene cada uno. En cambio, al pedir un préstamo rápido verás que se adapta a tus circunstancias pudiendo elegir el monto de dinero que necesitás y los plazos para devolverlo.

Si te encontrás en esta situación, necesitando un dinero extra para pagar tus deudas, Vivus puede ayudarte. Vivus te ofrece préstamos rápidos que se amoldan a tu situación. Consulta toda la información que necesitás saber y cuáles son los tipos de préstamos que ofrece para cada momento de la vida.

No permitas que nada ni nadie te impida pagar a término tus deudas ¡Averiguá lo que Vivus tiene para vos!

como-hago-para-pagar-mis-deudas-2

¿Cuáles son los tips para mantener mis finanzas ordenadas?

Lo más probable es que si estás en una situación extrema de tener que pedir un préstamo para pagar tus deudas es porque hubo alguna circunstancia previa que te llevó a tomar esta decisión. Las excepciones siempre existen, pero tener que pedir un préstamo de forma regular no debería ser lo normal. Hay que evitar transformar en regla la excepción.

Por esta razón, te brindamos un par de consejos de los que más saben sobre finanzas, para evitar que vuelvas a caer en esta situación en un futuro:

  • Llevá el control de tus finanzas. Es importante que seas consciente de cuáles serán tus ingresos y los gastos fijos que tenés vos y tu familia. En el caso que tu pareja también tenga un ingreso, juntos deberían llevar estas cuentas para una mejor administración de la casa. Lo ideal es no gastar más de lo que se gana. De esta forma se evitarán el problema de pensar resolver la incógnita de cómo hacer para pagar mis deudas de forma reiterada.

  • Reducir gastos innecesarios. A todos nos gusta darnos un gustito especial, quizás una comida fuera de casa, comprar una prenda de ropa de la última colección o ir a un recital de algún artista extranjero. Cuando el bolsillo está ajustado todos estos gastos pueden implicar un sacrificio muy alto para nuestra economía. Si estás en un mes así, quizás todos estos gustos pueden esperar para más adelante así evitás endeudarte a largo plazo.

  • Controlá los gastos de los servicios del hogar. Puede sonar trillado pero tomarse el tiempo en controlar las facturas de gas, agua y luz puede ser clave para tomar acciones al respecto y ahorrar un par de pesos. Respecto a este tema, tomando un par de precauciones verás la diferencia en las cuentas a fin de mes.

5 tips sencillos para ahorrar que no debés olvidar:

  1. Apagar las luces de las habitaciones que no estés usando.
  2. Poner el aire acondicionado a 24 grados.
  3. No dejar correr el agua de forma ilimitada al lavar los platos o cepillarse los dientes.
  4. Si tenés el aire acondicionado o la calefacción encendida, cerrá las ventanas para que el ambiente se mantenga climatizado por más tiempo.
  5. No calentar el ambiente con las llama de la cocina. Además de generar un gasto de gas, puede ser peligroso para la salud en caso que se apague la llama.
07/06/2018