Cómo ser más productivo

Seguramente te pase frecuentemente que te entretienes leyendo las actualizaciones que tus seres queridos hicieron en Facebook, encendés la televisión por la noche y te sentas en el sillón prometiéndote a vos mismo que solamente vas a ver un solo episodio de tu serie favorita, lo cual terminan siendo 3 episodios. Entras en WhatsApp repetidamente y te ponés al día con la vida de tus amigos, y cuando te das cuenta, se te fueron horas del día solamente haciendo esas cosas, tiempo que podrías haber dedicado al trabajo o de estudio.

Ser una persona más productiva es un objetivo principal para todos los emprendedores. Si sos un emprendedor, te queremos contar que existen préstamos para emprendedores que pueden darte la oportunidad de salir adelante con tu proyecto.

Las empresas buscan productividad en sus empleados. Los directivos necesitan contar con personal capacitado para ser productivo y alcanzar los mejores resultados con los menores recursos y tiempo, pero ¿cómo ser más productivo?

Hay muchos debates sobre cómo ser más productivo. Hay muchas ideas sobre qué significa ser productivo y cuál es la mejor manera de serlo. El éxito es una cuestión de rutina, la diferencia entre las personas exitosas y las que no lo son es la capacidad de cada una de ellas para seguir una rutina. Hay ciertas rutinas de emprendedores de éxito que te pueden enseñar cómo mantener una vida ordenada orientada a proyectos exitosos.

La productividad está sin dudas asociada a la eficiencia y al tiempo, esto quiere decir que cuanto menos tiempo se invierta en conseguir el resultado esperado, será mayor la productividad. Vale la pena aclarar que la productividad no se trata de una ciencia exacta, y va fluctuando cada día, de persona a persona y de lugar a lugar.

En este artículo te traemos las diferentes técnicas necesarias para ser más productivo, por ejemplo: llevar listas de tareas, ser ordenado y llevar una buena organización, saber cómo delegar tareas, hacer buen uso de la tecnología, entre otras cosas. Estas cosas pueden ayudarte a mejorar tu productividad en tu trabajo y en tu día a día.

Te compartimos 10 estrategias para volverte una persona más productiva:

  • Comer para ganar

Es real que somos lo que comemos, y si llevamos una dieta de comida chatarra nos va a llevar a un mal rendimiento. Si empezamos el día consumiendo alimentos saludables, instantáneamente nos sentimos mucho mejor y estamos listos para tener una jornada más productiva.

  • La magia de un buen smoothie verde

Las bebidas alcalinizantes a primera hora de la mañana pueden ayudarte mucho a sentirte mejor. Hay muchas recetas que podés probar mezclando jugo de limón, frutillas, naranjas, espinaca, entre otras cosas.

Estas bebidas son altas en fibra y ayudan al cuerpo a deshacerse de las toxinas y, al mismo tiempo, nos dan las vitaminas y minerales necesarias para mantener altos niveles de energía durante el día.

  • Planificar tu día la noche anterior

Tómate de 10 a 15 minutos para hacerlo antes de irte a dormir o mientras preparas la cena. Adoptar este hábito produce beneficios notables.

El insomnio es normalmente ocasionado por ponernos a pensar en las cosas que tenemos que hacer al día siguiente y esto nos genera ansiedad. Irnos a dormir con ansiedad hace que la mente no descansa y se vuelve casi imposible tener una buena noche de descanso.

Si planeas tu día antes de irte a la cama, vas a tener una buena noche de sueño y vas a despertarte listo para empezar tu jornada productiva.

  • Empezá tu día haciendo ejercicio

Hacer ejercicio es la mejor herramienta de productividad en la que se puede invertir. Lo importante es que encuentres una rutina que funcione para vos y trabajar en esa rutina cada día.

Empezar el día con ejercicio, hace que la sangre fluya y esto nos ayuda a mantenernos saludables.

  • Agua, agua y más agua

Trata de reemplazar las 3 tazas de café diarias por una enorme cantidad de agua. El cuerpo necesita estar hidratado para funcionar correctamente. Es muy normal buscar el remedio que nos “levante” para mantenernos enfocados, pero es posible entrenar el cuerpo para que se acostumbre a levantarse naturalmente bebiendo mucha agua fresca.

  • No molestar

Es importante que, tanto si trabajas en tu casa o en una oficina, seas muy claro con la gente que te rodee, cuando estás trabajando necesitás estar concentrado, y si tenés colegas del trabajo entrando a tu oficina constantemente esto no va a ser posible.

Si trabajas desde tu casa, podés tener ciertos momentos en los que contestan llamados, pero el resto del tiempo lo tenés que dedicar a mantenerte enfocado en tu trabajo.

  • Tomar descansos del lugar de trabajo

En vez de almorzar en tu oficina o en tu casa, si es que trabajas desde el hogar, encontrá la forma de salir de tu lugar de trabajo al menos una hora al día. Podés salir a hacer una caminata, comer en un parque, o donde sea que te ayude a despegarte un poco de las preocupaciones del trabajo. Esto funciona como un reseteo de tu mente para que puedas empezar la segunda parte del día fresco y productivo.

  • Pensamientos positivos

De una forma u otra, es importante que llenes tu mente de pensamientos positivos. Esto puede ser una de las rutinas más difíciles de conseguir, ya que muchas veces estamos nublados de negatividad, pero es importante que mantengas tus objetivos visibles y con optimismo. Esto lo podés conseguir meditando, escribiendo tus metas, o de la forma que más te sirva a vos para aclarar tu mente y llenarte de energía positiva.

  • Tomar decisiones

Para realmente ser una persona más productiva, primero tenes que decidir hacerlo. Castigarse sobre cuán improductivo fuimos en los últimos meses no ayuda en nada. Tomar decisiones es el primer paso para cambiar, una vez que tomamos las decisiones, empezamos a ponernos retos todos los días y de a poco, con paciencia, vamos notando los cambios en nuestra rutina diaria.

15/04/2019