Consejos para pedir un préstamo personal

Sacar un préstamo personal suele ser una medida cada vez más regular entre los argentinos. Ya sea que lo necesités para cubrir un gasto excepcional, para pagar una deuda o para terminar de pagar los arreglos de tu casa.

Los motivos pueden variar, pero la forma en que tenés que organizar tu economía para poder adquirir tu propio préstamo son las mismas.

Por otro lado, será indispensable que conozcas todos los requisitos para pedir un préstamo, lo que dependerá de cada entidad prestamista.

A continuación, te compartimos los consejos que nos dan los expertos para que puedas sacar tu préstamo personal:

  1. Lo ideal es mantener las cuentas pagadas en tiempo y forma. Sería preferible no financiar el pago de los gastos de la tarjeta de crédito, pagando el mínimo, ya que las tasas de interés que suelen poner los Bancos son excesivamente altas.

  2. Pensar a largo plazo sobre tu capacidad de pago. Sacar un préstamo implica tomar una obligación a largo plazo. Claramente que el tiempo lo vas a decidir vos, considerando tu capacidad para afrontar el pago de la cuota crediticia. Es por esta razón que es conveniente tener en consideración la situación actual y venidera de tu economía y las finanzas personales. Como ejemplo, sería muy riesgoso sacar un préstamo teniendo un trabajo poco estable, porque no puedes asegurarte que vas a tener un ingreso fijo para poder hacer frente al pago de la cuota.

  3. Utilizar un préstamo sólo en situaciones excepcionales. Para poder tener la mejor situación económica en Argentina, lo ideal es tener un trabajo que te brinde un salario fijo mensual para hacer frente a tus gastos fijos, poder afrontar imprevistos y generar un ahorro. Es cierto que esta situación puede no darse en algunos casos, y las eventualidades no pueden controlarse todo el tiempo. Para esto es que existen los préstamos: para pagar un viaje en familia o ayudar con los gastos del casamiento de un hijo, por ejemplo.

  4. Dentro de los préstamos también podemos considerar el crédito que podemos tener con la tarjeta de crédito. Este medio de pago puede ser muy útil cuando no contamos con el efectivo necesario para afrontar grandes gastos en un solo pago. Para ello, las cuotas son el mejor invento. Igualmente, tendrás que manejar de forma moderada su uso para poder hacer frente al pago de los gastos realizados con la tarjeta de crédito. Como mencionamos antes, pagar el total de la tarjeta de crédito es lo recomendable para evitar las tasas de interés. Pero también será indispensable evitar su uso desmedido. Al final de mes alguien tiene que pagar las cuentas.

  5. Tener conocimiento sobre la tasa de interés de un préstamo es fundamental. Para poder elegir el mejor préstamo a sacar tendrás que tener en cuenta su Costo Financiero Total (CFT), que incluye la tasa de interés nominal anual (TNA), sumado a todos los costos adicionales de la operación como ser impuestos, seguros, entre otros.

  6. Existen distintas tasa de interés a la hora de sacar un préstamo. Por un lado existen los préstamos con tasa de interés fija, que se mantendrá con igual porcentaje hasta cubrir el pago total del préstamo. Y por el otro, existen los intereses variables que dependerán de distintos factores. Es recomendable entender qué parámetros tendrá en cuenta la entidad prestamista para realizar la variación de la tasa de interés ¡Leé la letra chica!

  7. En el caso en que el préstamo tenga que sacarse con un seguro, el cliente tiene derecho a elegir entre tres aseguradoras distintas.

  8. Si sos un consumidor final, y vas a sacar un préstamo, tendrás que pagar el IVA sobre los intereses que tenés que pagar mensualmente. Esto es importante saberlo porque tu cuota mensual podrá ser mayor a la que te informaron en un principio ¡No te dejes engañar!

  9. Si vas a sacar un préstamo que te habilita a cancelar de forma anticipada las cuotas, ya sea de forma parcial o total, es muy importante que conozcas cuál es su costo. Si decidís hacer una cancelación anticipada de forma total, no se tendrán que admitir las comisiones cuando al momento de efectuarlo hayan transcurrido al menos la cuarta parte del plazo original de la financiación, o en el caso que hayan pasado 180 días corridos desde su otorgamiento. En caso de coincidir ambos plazos, el mayor será el que se aplique.

  10. ¡Prestá atención! Todas las condiciones del préstamo tienen que estar en el contrato. Revisalo detenidamente para no encontrarte con sorpresas. Es importante que entiendas cada cláusula y preguntá las partes que no entendés. Una vez que firmás el contrato, asumís una obligación a la que tendrás que respetar y cumplir al pie de la letra.

prestamos

Designed by Freepik

Selección de la entidad prestamista

Luego de haber leído los consejos de los que más saben sobre los préstamos personales, es importante elegir la entidad correcta para sacar el préstamo. Para esta parte del proceso, tendrás que averiguar qué entidad tiene las mejores cláusulas y condiciones que se amolden mejor a tu capacidad de pago y a tu situación personal.

A la hora de asumir una obligación como lo es sacar un préstamo, hay que tomárselo muy en serio y pensarlo con detenimiento. Asegurate de encontrar el mejor préstamo, no tomés ninguna decisión a las apuradas.

Como verás, para sacar un préstamo tenés que pensar en muchos aspectos. Lo fundamental es sentir seguridad en la entidad prestamista y que ésta sea de confianza. Vivus ofrece todo tipo de préstamos, desde préstamos a emprendedores hasta préstamos online. Podrás consultar en nuestra página web todo lo que necesitás para tener, de forma rápida y sencilla, el dinero que estás necesitando.

06/08/2018