Control Parental: ¿Cómo proteger a los niños de los peligros online?

Los niños son “nativos digitales” y ello conlleva que se desenvuelvan con mucha facilidad en el mundo online y en general en los nuevos entornos tecnológicos.

De hecho, hoy en día la gran mayoría de los niños tiene una vida “online” muy rica; utilizan internet para jugar, comunicarse con sus amigos, e incluso, debido a la pandemia de COVID-19, están empleando el entorno digital como herramienta de estudio. No obstante, la mayoría de ellos no son del todo conscientes de los peligros que los acechan en este mundo virtual.

En este sentido los padres y madres debemos protegerlos y prevenirlos de los peligros asociados al uso de internet, fomentando en ellos el uso de prácticas ciberseguras.

Si como padre o madre estás en esta situación te recomendamos que prestés mucha atención a este artículo, ya que te contaremos cuáles son los peligros a los que tus hijos pueden estar expuestos, y cómo prevenirlos y evitarlos.

¿Cuáles son los peligros a los que los más pequeños están expuestos?

Antes de comentarte qué medidas podés llevar a cabo para cuidar a los más pequeños del hogar, ya sean niños o adolescentes, te contaremos cuáles son los principales peligros a los que pueden estar expuestos cuando usan internet.

En líneas generales, el principal problema que suele darse es la compartición excesiva de información personal por distintos canales como pueden ser: videoconferencias, redes sociales, aplicaciones de mensajería instantánea y/o conversaciones grupales.

Ante esta situación siempre lo mejor es estar cerca de los más chicos y ver cómo actúan y se desenvuelven en internet, y así poder prevenirlos de los peligros a los que están expuestos.

Para orientarte podemos mencionar 3 aspectos que deberías tener presente:

  • La compartición de fotos y otros contenidos privados o personales: frecuentemente los ciberdelincuentes usan esta información para crear perfiles falsos con el afán de engañar a otros niños y adolescentes.
  • La compartición de información personal: muchos ciberdelincuentes usan la información personal que comparten los menores con el fin de engañarlos y ganarse su confianza; en ocasiones para realizar intentos de “grooming” (es decir engañar al niño para obtener algún tipo de satisfacción sexual). Es importante tener presente que cuanta más información personal tengan estos ciberdelincuentes más fácil les será engañar al menor. Por ejemplo, si conocen sus aficiones, los nombres de sus amigos y/o familiares y a dónde van de vacaciones tendrán más información para cometer estos delitos.
  • Compartir información con desconocidos: es muy importante dejarles claro a los pequeños que no deben compartir información privada con personas que no estén dentro de su círculo más cercano y en quienes tengan confianza, porque una vez que la información es compartida se pierde totalmente el control sobre la misma, y los ciberdelincuentes aprovechan esto a su favor.

Foto de Elly Fairytale en Pexels

Es fundamental que a la hora de aconsejar a los niños y adolescentes nos ganemos su confianza para que compartan con nosotros el uso que hacen de internet y de los distintos canales y medios digitales. De esta manera podremos asesorarlos, atender sus dudas e inquietudes, y prevenirlos de las amenazas de la red.

Si conocés qué medios digitales utilizan es fundamental que te tomés el tiempo de mantenerte al tanto de las opciones de privacidad y seguridad de los mismos. Por ejemplo, en la mayoría de las redes sociales se puede configurar filtros de privacidad con los cuales los menores solo podrán tener contacto con sus círculos más cercanos, evitando que personas desconocidas con malas intenciones se pongan en contacto con ellos.

Por otro lado, existe la posibilidad de que los niños y adolescentes estén expuestos a riesgos de ciberseguridad como los ataques de “phishing” –que son correos o mensajes que intentan conseguir información personal o que buscan que se descarguen archivos o ficheros en nuestros dispositivos con el fin de realizar maniobras fraudulentas– o bien los virus o programas maliciosos que tienen el mismo objetivo y que pueden infectar los dispositivos cuando se ingresa en ciertos sitios web inseguros.

En estos casos es importante que como padres tengamos presente la necesidad de que las conexiones que utilizan nuestros hijos sean seguras tanto dentro como fuera del hogar, que dispongan de un antivirus actualizado, y que las aplicaciones que utilicen sean originales y estén actualidades.

¿Qué es el Control Parental?

Habiendo aclarado los principales riesgos que pueden correr tus hijos, ahora te contaremos qué puedes hacer al respecto para evitarlos.

Una forma de conseguir control y seguridad sobre las actividades digitales de los más pequeños son las herramientas de Control Parental. Las cuales resultan realmente una opción muy útil y efectiva para protegerlos en este sentido.

Básicamente son sistemas de control que permiten limitar y/o controlar el uso que hacen los menores de los dispositivos y el contenido al que tienen acceso.

Foto de Julia M Cameron en Pexels ss

¿Por qué son importantes estas herramientas de control parental?

Algunas de las ventajas del uso de las herramientas de control parental son:

Permiten limitar el uso y acceso a contenidos inapropiados para los más pequeños. Permiten limitar el tiempo de uso de los dispositivos. Permiten hacer un seguimiento exhaustivo de la actividad llevada a cabo por los menores. Identifican y les señalan a los pequeños los sitios web y/o los contenidos que no son seguros. Permiten detectar ciertos tipos de comportamientos que no son apropiados como el “ciberbullying” o el “grooming”.

Las herramientas de control parental les brindan a los menores un entorno seguro en el cual utilizar las nuevas tecnologías, y con ello una mayor tranquilidad a los padres y madres.

Además, siempre existe la opción de desactivarlo, porque en ocasiones puede ser bueno saber cómo desactivar el control parental, por ejemplo, cuando se esté usando el dispositivo junto con el menor.

Existen muchas aplicaciones y herramientas que ofrecen estas funcionalidades como la herramienta de Control Parental de Google. Y cabe destacar que la mayoría son gratuitas y se pueden instalar y poner en funcionamiento muy fácilmente.

Conclusión

En definitiva, cuando se trata de cuidar a los niños y adolescentes de los peligros del uso de las herramientas tecnológicas la mejor opción no es prohibirles su uso, sino ayudarlos a encontrar entornos seguros donde puedan desarrollarse e integrarse con sus conocidos y sus círculos cercanos.

Enseñarles a hacer un uso responsable y seguro de las nuevas tecnologías es crucial para garantizar su seguridad y que su privacidad e integridad esté a salvo.

Hoy en día, debido a la crisis del COVID-19, el uso de herramientas digitales es fundamental para que los pequeños puedan llevar a cabo un homeschooling efectivo, pero a la vez es importante que como padres sepamos cómo controlar el uso de pantallas.

Asimismo internet es un medio de entretenimiento y aprendizaje infinito, y los más pequeños pueden encontrar formas de pasar el tiempo junto con otros miembros de la familia, como por ejemplo con los juegos de mesa para jugar en familia.

Por todo lo mencionado podemos concluir que hablar con ellos y explicarles la importancia de llevar a cabo prácticas ciberseguras en el uso de internet y los distintos medios y canales digitales, es esencial para que como padres podamos dormir tranquilos, y que además nos tengan confianza para contarnos y plantearnos sus dudas y/o problemas.

28/09/2020