¿Conviene tener dinero bajo el colchón?

Muchas personas deciden guardar el dinero bajo el colchón, en vez de hacerlo en un banco e incluso invertirlo.

Pero esta no es siempre una buena idea, por diferentes motivos, que te explicaremos a continuación.

Sigue leyendo para conocer qué significa tener dinero bajo el colchón, cuáles son sus ventajas y desventajas, y cómo ahorrar dinero con otras opciones que tienes a tu alcance (que en líneas generales pueden ser más recomendables).

Ventajas de guardar tu dinero en el colchón

Básicamente podemos mencionar un beneficio o ventaja principal de optar por esta opción para “proteger” tu dinero, que es el hecho de que lo tendrás al alcance de tu mano - o a tu disposición - en cualquier momento que lo necesites.

Esto brinda una sensación de inmediatez que muchas personas valoran como positiva, en comparación con tenerlo en un banco o incluso haberlo colocado en alguna opción de inversión.

Además, evita cualquier tipo de problema técnico que puede haber en un ahorro bancario.

No obstante, como veremos más adelante, en el otro vértice está el hecho de que, al guardar el dinero bajo el colchón, el mismo no está exento de riesgos, como puede ser un robo o la pérdida de su poder de compra debido a la inflación.

E incluso el hecho de que al tenerlo “a mano” se pueda gastar de manera poco controlada en compras o gastos innecesarios.

Desventajas de guardar tu dinero en el colchón:

¿Por qué no es beneficioso ahorrar de esta manera?

Además de lo mencionado antes, el principal riesgo de “ahorrar” de este modo es que el dinero no se capitalizará, además de devaluarse.

Es decir, no estará generando ningún interés capaz de producir al menos una pequeña ganancia, o contrarrestar la pérdida de valor producida por la inflación. En pocas palabras, ese dinero estará “estancado”.

No obstante, la mayoría de las personas son renuentes a invertir o colocar su dinero en el banco, por miedo a perderlo debido a que no se fían de los mismos.

Sin embargo, la realidad es que las entidades bancarias al disponer de tu dinero para prestarlo o invertirlo, conseguirán rendimientos que te serán devueltos de manera proporcional, y al mismo tiempo están obligadas a respaldar siempre la integridad de tus ahorros.

4 principales desventajas que tiene usar “el colchón” para guardar el dinero

  • Inflación Ya te hablamos de esto, pero vale la pena recalcarlo una vez más, debes entender que si dejas tu dinero en casa durante años, inmovilizado, lo más probable será que termine perdiendo parte de su valor.

La inflación es el resultado de una suba de los precios de servicios y bienes que provoca que el valor de las cosas fluctúe.

De este modo si la inflación sube, con el correr del tiempo, con el mismo dinero que guardas hoy en tu colchón podrás comprar menos cosas, es decir habrá perdido parte de su valor.

Por otro lado, cuando tienes el dinero en un banco, por ejemplo en un depósito a plazo fijo, el mismo gana intereses que compensan al menos en parte la pérdida de valor producida por la inflación.

Este solo factor hace que guardar tu dinero bajo el colchón no sea la mejor idea.

ahorro-energetico-2

Photo by Michael Dziedzic on Unsplash

  • Seguridad Este es otro factor a tener en cuenta, que mencionamos antes, y que es muy importante ya que, en el caso de un robo en el hogar, si se llevan el dinero éste se perderá por completo, lo cual puede ser algo muy angustiante cuando nos referimos, por ejemplo, a los ahorros de toda una vida.

En cambio, en el caso de producirse un robo en el banco, el dinero estará totalmente protegido.

Pero también puede haber otros riesgos al tener el dinero en casa, como un incendio, una inundación, un terremoto, o cualquier otro incidente de estas características que pueda ocurrir, que podría provocar que perdamos todo nuestro dinero.

También puede suceder el caso de que la persona guarde su dinero en un lugar “secreto”, y si fallece y no le comunicó previamente a algún familiar o heredero donde lo guardaba, ese dinero probablemente estará perdido.

En cambio, en el caso de estar en un banco, los herederos sabrán con exactitud cuánto dinero había ahorrado y podrán reclamarlo.

  • Menos opciones financieras También hay que mencionar que tener el dinero bajo el colchón y no en un banco puede suponer que, si en algún momento necesitas pedir un préstamo o algún tipo de financiamiento por parte del banco, te sea más difícil y complicado conseguirlo.

Esto debido a que no tendrás cómo comprobar tu capacidad para hacer frente a esa obligación.

  • Imposibilidad de acreditar cuál es la procedencia del dinero Finalmente podemos mencionar que, si tienes el dinero en tu casa y en algún momento necesitas hacer un gasto grande e importante, no tendrás cómo acreditar la procedencia de ese dinero ante los organismos de control.

En este caso una alternativa es contar con un justificante emitido por el banco que incluya la numeración de los billetes o bien un documento notarial que explique su origen.

Pero, en cualquier caso, pasarás un mal rato, e incluso puede que pierdas parte de tu dinero.

Entonces… ¿te conviene invertir tus ahorros?

En pocas palabras, sí… lo mejor que puedes hacer es invertir tus ahorros de modo que cubras la pérdida de valor provocada por la inflación y además generes intereses.

Muchas personas creen que porque tienen solo pequeñas cantidades de dinero no pueden “darse el lujo” de invertir, pero eso no es cierto.

Existen algunas formas de inversión que son aptas para pequeños ahorristas.

Lo primero es conocer con exactitud cuál es el significado de inversión, y a partir de allí puedes analizar la idoneidad de las diferentes formas de inversión a tu alcance, como las que te contamos a continuación:

  1. Depósitos a plazo fijo
  2. Fondos de inversión
  3. Invertir en bonos o acciones
  4. Invertir dinero en oro
  5. Invertir dinero en plata
  6. Invertir en bienes raíces o bienes inmuebles
  7. Invertir dinero en objetos coleccionables como obras de arte
  8. Invertir dinero en opciones binarias

Conclusión

Ahora ya conoces si te conviene o no guardar tu dinero bajo el colchón… la decisión final es tuya.

Esperamos haberte ayudado y que ahora conozcas mejor tus opciones con respecto a tus ahorros, y las posibilidades de inversión a tu alcance.

30/10/2019