La nueva tendencia de los espacios de coworking

Internet va evolucionando en todos los sentidos y, por supuesto, también afecta la forma en que trabajamos. Cada vez son más las empresas que permiten a sus empleados trabajar desde casa (home office), además de haber crecido exponencialmente los trabajos freelance.

Para todos aquellos que trabajar desde casa no es una opción, ya sea por espacio o por comodidad, una buena alternativa son los espacios de coworking. Un espacio de coworking es un lugar para trabajar, que puede ser un edificio, un local o una planta de oficinas compartidas. Está destinado principalmente a freelancers, autónomos y también a startups que buscan un lugar donde desarrollar su jornada laboral, en un ambiente amigable y con todas las facilidades de una oficina.

De forma general los espacios de coworking suelen tener un costo mensual, quincenal o por día.

Características de los espacios de coworking.

Cada vez son más los espacios de coworking que podés encontrar en las grandes ciudades de Argentina, como los espacios de coworking de Buenos Aires. Cada uno de ellos tendrá su característica especial.

Algunos podrán ser espacios más tradicionales, como las típicas oficinas de los años 90. Oficinas cerradas en donde una persona o una startup, con un grupo de integrantes, puede emprender su propio negocio. Estos espacios también te permiten alquilar una oficina para reuniones y, generalmente, tienen el servicio de fotocopiadora e impresoras incluidas en el costo inicial.

coworking-2

Designed by Freepik

Otros modelos más innovadores juegan con los espacios abiertos, mesas largas y compartidas, sillones y hasta hamacas, para brindar un espacio que ofrezca la capacidad de motivar la creatividad a la hora de trabajar. En este tipo de coworkings podrás relacionarte con otros empresarios, emprendedores y creativos, que pueden darte ideas nuevas y enriquecer tu trabajo personal. Tienden a ser excelentes lugares para generar nuevas oportunidades de negocio.

Ventajas de los espacios de coworking

Si estás pensando en iniciar una etapa de freelancer o tenés algún emprendimiento en mente, podés evaluar la opción de trabajar en los espacios de coworking en vez de quedarte todo el día encerrado en casa. Podrás obtener varias ventajas como las que te contamos a continuación:

  • Son flexibles. Verás que cada espacio de coworking tiene su tarifa y que se adapta al tiempo que querés destinarle a tu proyecto. Quizás, para empezar, una buena opción sea que pagues por una semana.
  • Tener vida social. Trabajar en casa podrá ser cómodo, pero tiene la gran desventaja de no poder separar tu vida laboral de la personal. De esta forma, podrás trabajar cómodo y en la compañía de otros que están en iguales condiciones que vos.
  • Clientes. Un espacio de coworking, que se adapte a tu negocio, te permitirá también recibir a tus clientes y proveedores manteniendo la formalidad que querés para tu desempeño profesional.

En caso que necesites una ayuda para afrontar los gastos iniciales de tener tu propia empresa, Vivus puede ser una gran alternativa. Vivus ofrece créditos para emprendedores que se adaptan a tus condiciones.

25/07/2018