¿Cuál es el interés de un préstamo personal?

A algunas personas les surgen dudas al momento de pedir un préstamo personal porque tienen miedo de que los intereses sean demasiado elevados.

En realidad, el interés de un préstamo personal depende en gran medida de quién es el que solicita el dinero. Por lo que en la actualidad para tener un costo financiero accesible debemos prestar atención a otros factores, por ejemplo la tasa de interés y el costo financiero total.

El costo financiero total es lo más importante de todo, porque es, en definitiva, lo que vas a pagar en total. ¿Cómo se calcula? Se suma la tasa de interés a los cargos por los costos de la operación (seguros, comisiones, etc.).

Nuestro consejo es que te fijes en este numerito más que en cualquier otra cosa: el costo financiero es más importante que la tasa de interés, porque puede suceder que un préstamo que posea una mayor tasa de interés sea el que tiene un mejor Costo Financiero Total.

Ahora bien, ¿cuál es exactamente el interés de un préstamo personal? Como sabes, el interés de un préstamo personal es la plata que pagas por usar un capital ajeno. Para calcular el monto de interés de cualquier préstamo, se deben tener en cuenta los siguientes puntos:

  1. El capital
  2. El tiempo por el que se presta el capital
  3. La tasa de interés

En general, el interés se refleja en forma porcentual, por ejemplo: 3% de interés, y suele presentarse en plazos diarios, mensuales o anuales.

¿Cuáles son los porcentajes de las tasas de interés en Argentina?

Responder a esta pregunta no es una tarea sencilla. ¿Por qué? Porque las tasas varían de banco a banco y están atadas a una economía cambiante como la Argentina. Lo importante es que, antes de solicitar un crédito, te fijes en el banco que tenga la tasa de interés más baja al plazo que más te convenga.

Como probablemente sepas las opciones son casi innumerables. Veamos algunos ejemplos. Supongamos que accedimos a un crédito de medio millón de pesos. Además de la tasa, deberemos tener en cuenta el plazo de cancelación, si es flexible, a elección del cliente o no, etc.

Luego hay que comprobar si realmente el banco nos brinda o no una extensión por si nos atrasamos con el pago de la cuota. Esto es importante.

Algunas entidades bancarias dan hasta 90 días sin intereses agregados. Si ves un banco que ofrece esto, es una buena señal y deberías sumarlo al saldo positivo.

Ahora vamos a lo complicado: el costo de la financiación. Acá hay dos puntos importantes: la tasa nominal anual (debería ser del orden del 45%) y si se trata o no de una tasa de interés fija. Pero eso no es todo: cuidado con el costo financiero total. A veces, sumados todos los gastos, llega al 60% anual.

¿Estás un poco mareado? Nos pasa a todos. Los créditos de los bancos tradicionales son complejos. Pero toma un poco de aire porque esto sigue. A todo lo que te dijimos hay que sumarle una comisión del 4% en concepto de pago anticipado. Desde ya, esto es en la mayoría de los bancos. Si encontrás uno que no lo cobre, ¡mucho mejor!

Si sos un trabajador autónomo o un monotributista, quizás en estos momentos te estés preguntando qué pasa con vos. En los créditos tradicionales, los trabajadores en relación de dependencia suelen tener más ventajas que los autónomos. Pero muchos bancos aceptan a los monotributistas como potenciales clientes. En general sólo tenes que presentar los últimos comprobantes de pago del monotributo, el del CUIT y una factura de un servicio público a tu nombre.

En cuanto a la antigüedad laboral, para los trabajadores en relación de dependencia es de un año como mínimo, y de dos años como mínimo para los monotributistas.

¿Cuáles son los intereses de Vivus?

La cantidad que nuestros clientes van a pagar depende básicamente de dos factores: 1) La cantidad de dinero que pediste 2) El tiempo que solicitaste para la devolución del dinero

Vivus te da hasta 30 días de plazo para pagar (o un poco más si pedís una extensión), pero cuanto mayor es el plazo mayor será la cantidad a devolver.

Para conocer cuál será el importe final que deberás abonar utiliza la calculadora de préstamo que está dentro de tu cuenta una vez que ingreses a tu perfil en Vivus. Si el monto final no te convence puedes optar por no solicitar, si se ajusta a tu presupuesto el importe final no cambiará a menos que solicites una extensión o te atrases en el pago.

Lo mejor es que no vas a perder tiempo por probar el sistema, porque una de las grandes ventajas de este tipo de créditos es que son rápidos y cero complicados. Pedís lo que queres, decidís el plazo y envias la solicitud.

Probá con Vivus y después nos contás. Si tenes cualquier consulta o queres comentarnos algo, siempre nos podes escribir a info@vivus.com.ar o llamar a nuestro centro de atención al cliente. Recordá que estamos acá para servirte y ayudarte.

20/09/2017