Cuánto gastábamos antes y cuánto ahora

La mayoría de los países del mundo están entrando en una grave crisis económica, y la Argentina no es la excepción. Mientras se espera con ansias la llegada inminente de una vacuna contra el COVID-19, es necesario ir adaptándose a la “nueva normalidad” que se avecina.

Uno de los aspectos donde esta “nueva normalidad” tendrá un gran impacto es en las economías familiares y domésticas.

Durante el transcurso de la pandemia se han ido estableciendo nuevos hábitos de consumo, y se espera que muchos de ellos permanezcan aún después de finalizada la misma.

Es una realidad que las consecuencias económicas y emocionales del confinamiento y el aislamiento social son graves y constituyen un motivo de preocupación para la gran mayoría de nosotros.

Pero también es una realidad que en algún momento esto terminará, y podremos retomar nuestra vida cotidiana. Pero en este sentido tal vez sea bueno mantener algunos hábitos de consumo que se han establecido en los últimos meses.

En este artículo te contaremos cuáles han sido los principales cambios que ha habido en los comportamientos de consumo en Argentina, cuánto gastábamos antes y cuánto ahora, y en qué estamos gastando actualmente nuestro dinero.

Nuevos hábitos de consumo: Cuánto gastábamos antes y cuánto ahora

El estado de alarma y cuarentena nos ha llevado a gastar mucho menos que antes, o al menos a gastar en cosas diferentes.

Antes del confinamiento existían un montón de gastos cotidianos, y no siempre necesarios, como el café de media mañana, el periódico antes de entrar al trabajo, el aperitivo con los amigos, el capricho al pasar por alguna tienda, etc. que ahora hemos dejado de hacer. Y seguramente tu bolsillo lo ha notado.

Tal vez sea inteligente aprovechar este “modo ahorro” obligado para mantenerlos, al menos en parte, cuando vuelva la normalidad (o la “nueva normalidad”).

¿Cómo han cambiado nuestros hábitos de consumo?

Los comerciantes y las consultoras señalan un cambio importante en la forma en cómo gastábamos antes y cómo lo estamos haciendo ahora. E incluso hay un cambio en lo que estamos dispuestos a gastar en ciertos productos.

Es decir, la prioridad que le damos, en relación con la que le dábamos antes de la pandemia, especialmente a aquellos productos más demandados como consecuencia de la misma, como los productos de limpieza, el alcohol en gel, o los productos o servicios de entretenimiento.

En este sentido, también se han incluido algunos productos que antes no estaban en nuestra lista de compras cotidianas como son las mascarillas o tapabocas.

En esta línea un dato curioso es el importante aumento de la demanda de bebidas alcohólicas como cervezas y vinos, durante la cuarentena.

Por otro lado, había gastos como vacaciones y viajes, que se realizaban antes y que ahora han quedado rezagados. De hecho, en los últimos meses, ha habido una disminución importante en la compra de pasajes aéreos y reservas de alojamiento por motivos obvios. Aunque en este caso se prevé que la situación volverá a la normalidad una vez concluida la cuarentena.

  • Comprar online: ¿Una tendencia transitoria o definitiva?

Como todo en la vida, cuando a unos les va mal a otros les va bien… y este es el caso de internet. Se calcula que el uso de este medio ha aumentado más de un 80% desde que comenzó el confinamiento.

Y la mayor parte de este incremento ha sido consecuencia de que la gente se volcó a realizar compras online, especialmente en supermercados en línea.

Pero además los expertos y estudiosos del tema afirman que serán muchas las personas que mantendrán este nuevo hábito después de terminada la cuarentena, por diversos motivos entre los cuales se pueden mencionar: la comodidad, precios más baratos y el ahorro de tiempo.

Aunque, si sos de los que prefieren seguir realizando compras en supermercados y tiendas físicas, nuestra recomendación es pagar con tu móvil para evitar tener contacto con el dinero de papel. También, ya sea que compres online o no, siempre podés aprovechar el cashback y recuperar algo del dinero gastado.

Cuanto gastabamos antes y cuanto ahora - 2 - Photo by Julian O’hayon on Unsplash

  • El ocio y el entretenimiento: Una nueva “necesidad”

La necesidad, o imposición, de quedarse en casa durante estos últimos meses ha llevado a que se dispusiera de más tiempo libre. Y de alguna manera era necesario aprovecharlo al menos para distraerse y disminuir el estrés y la ansiedad propia del momento.

Por ello es que se estima que las suscripciones a plataformas de videojuegos y streaming aumentaron casi un 45% en los últimos tres meses, convirtiéndose en un nuevo gasto, no muy elevado, pero que muy probablemente se mantenga una vez pasada la cuarentena, e incluso se cree que podría seguir en aumento.

  • Formación online gratuita: Una buena alternativa

Otra de las grandes ventajas de internet y los medios digitales es que se puede acceder a mucho contenido de valor gratuito. Este es el caso de cursos y formaciones online sin costo. Y son muchas las personas que lo están aprovechando. Tal vez usar el tiempo disponible para algo más que ver series y películas sea una muy buena opción.

Quizás podás comenzar ese hobby que venías postergando, aprender sobre marketing y mejorar tu negocio o emprendimiento, o ampliar tus aptitudes profesionales, entre otras cosas, para que cuando todo esto pase te encontrés en una mejor situación que antes de la pandemia.

  • Aprovechar para poner en orden las finanzas y los gastos

Finalmente es un buen momento para sentarse y poner en orden las finanzas, así como priorizar gastos.

Como todo el mundo, seguro que tenés mucho más tiempo libre que antes; hacer cuentas y enterarte en detalle de en qué gastas tu dinero y dónde podés recortar, te va a ayudar mucho cuando volvamos a la normalidad.

Para empezar podés hacer un recuento de todas tus deudas pendientes, y planificar cómo irás cancelándolas una a una. Lo mismo con tus gastos diarios, priorizando los principales –que no podés eliminar– y los secundarios –que tal vez podás recortar–, y así diseñar un plan para gastar menos.

Hacer un cálculo exacto de todas tus fuentes de ingresos y cómo las vas a repartir entre todos tus gastos y deudas, sería muy bueno, sobre todo para poder plantearte comenzar a ahorrar algo mes a mes.

Finalmente hacer un presupuesto y ponerte un objetivo de ahorro, marcará una gran diferencia en tus finanzas. Hoy en día existen muchas herramientas tecnológicas que te ayudarán a organizarte para poder ahorrar como las que podés ver en nuestro artículo sobre lo último en tecnología para ahorrar.

Aunque la forma en cómo gastamos y cuánto gastamos en cada cosa haya cambiado, lo cierto es que seguirá habiendo gastos mes a mes y cuánto mejor te prepares y planifiques cómo afrontarlos, mejor te vas a sentir.

Si necesitas ayuda para algún gasto específico o para saldar alguna deuda en Vivus estamos para ayudarte. No dudés de contactarnos.

13/08/2020