Débito y Crédito Fiscal: Conceptos, Características y Aplicación

Si has llegado hasta acá es porque te estás preguntando qué son el Crédito Fiscal y el Débito Fiscal. En este artículo te hablaremos de manera muy sencilla y general sobre estos dos conceptos relacionados.

Es oportuno conocer estos conceptos para comprender el funcionamiento de esta parte del sistema tributario argentino. Por ello, seguí leyendo y enteráte de qué se tratan, qué características tienen y cómo se aplican.

¿De qué se trata el débito y el crédito fiscal?

Para comenzar hay que definir qué es el IVA (o Impuesto al Valor Agregado): es un impuesto indirecto que grava el consumo, por lo cual podemos decir que es financiado (o pagado) por el consumidor final.

ACLARACIÓN: Cuando hablamos de “impuesto indirecto” sobre el consumo, nos estamos refiriendo a aquel impuesto que no es percibido por el fisco de modo directo a través del tributario (comerciante o empresa).

De esta manera, los vendedores intermediarios pueden reembolsar el IVA que hayan abonado a otros vendedores que los antecedan en la cadena de comercialización (lo que se llama crédito fiscal) deduciendo de este modo el monto del IVA que han cobrado a sus clientes (débito fiscal) y debiendo abonar el saldo resultante.

Es decir que el valor que el responsable inscrito debe depositar o pagar es la diferencia entre el débito fiscal y el crédito fiscal. Y cuando el crédito fiscal es mayor al débito fiscal, no se deberá depositar ni pagar nada al fisco y el saldo a favor pasará al próximo periodo.

Entonces… ¿Qué es crédito fiscal y débito fiscal?

Podemos definir estos dos conceptos de forma simple de la siguiente manera:

  • IVA Crédito Fiscal: es aplicado sobre el precio de compra o adquisición de un producto o la prestación de un servicio. Es decir, que es el impuesto que le carga un responsable inscrito a sus clientes.
  • IVA Débito Fiscal: es aplicado sobre el precio de venta o comercialización de un producto o la prestación de un servicio. Es decir, que es el impuesto que los proveedores le han facturado al responsable inscrito.

De este modo, cuando se desea determinar o definir el precio de costo de un producto o el costo de la prestación de un servicio no se debe tener en cuenta el IVA, debido a que el dinero que se gastó en el IVA Crédito Fiscal al comprar el producto, será recuperado con el IVA Débito Fiscal al realizar la venta.

Por ello podemos afirmar que el IVA no es un factor o elemento que influya o repercuta en las ganancias o las pérdidas de una empresa, ya que solo lo paga el consumidor final.

Para clarificar estos conceptos pondremos un ejemplo:

  • Supongamos que una empresa compra un televisor por un valor de 12.500 pesos, y paga por ello en concepto de impuestos 2.625 pesos. Luego dicha empresa vende el televisor a un consumidor final por un valor de 25.000 pesos (donde 5.250 corresponden a impuestos). Finalmente, cuando la empresa debe rendir tributo ante el Estado, solo abonará 2.625 pesos de impuesto por la transacción, debido a que los 2.625 pesos restantes serán computados como crédito fiscal por la compra original.

Con este ejemplo podés ver como el crédito fiscal se corresponde con un monto o cantidad de dinero a favor del contribuyente o responsable inscrito, por lo cual cuando se determina la obligación tributaria, la empresa (en este ejemplo), podrá deducirlo del débito fiscal (es decir, la deuda que tiene) para calcular cuál será el monto o cantidad que deberá abonar al Estado.

Programas de Crédito Fiscal en Argentina

Es común que los gobiernos instrumenten o apliquen diferentes programas para el uso del crédito fiscal como por ejemplo el Programa de Crédito Fiscal para Capacitación que hay aquí en Argentina.

El cual es un instrumento que se brinda a las distintas empresas y compañías para que puedan conseguir reintegros o reembolsos basados en las inversiones que realicen en lo referente a capacitaciones de sus trabajadores y empleados.

Ya sea que estas capacitaciones las hagan o lleven a cabo en su propia empresa o en instituciones públicas.

Conclusión: Débito y Crédito Fiscal

Puede que estos conceptos de crédito fiscal y débito fiscal sean algo complicados de entender, pero es importante conocerlos para comprender mejor cómo funciona esta parte tributaria.

Para concluir solo resta destacar que el débito fiscal de un responsable inscrito es para los consumidores (quienes no pueden trasladarlo) es decir el impuesto definitivo que pagan, pero para otros responsables inscritos será el crédito fiscal de sus propios débitos fiscales.

Finalmente solo resta decir que si querés profundizar en estos temas podés ver nuestros artículos sobre definición de crédito y qué es el financiamiento.

07/02/2020