Deducciones de medicamentos en ganancias

En Vivus te queremos aportar los datos más importantes de la actualidad para que puedas mantenerte informado y al día. Como siempre, te traemos toda la información que tenés que saber para llevar al día tus finanzas, como consejos de apps para mejorar tus finanzas personales o te ayudamos a calcular tu sueldo neto. Ahora, si sos uno de las personas que se está preguntando qué sucede con las deducciones de medicamentos en ganancias, llegaste al artículo indicado, ya que en esta nota te vamos a ayudar a clarificar un poco el tema.

Ya se hizo público que la Administración Federal de Ingresos Públicos, mejor conocida como la AFIP, dijo que "la ley del impuesto a las Ganancias no permite la deducción de gastos por medicamentos".

Dicha ley de Ganancias les permite a los ciudadanos deducir los importes abonados en concepto de cuotas o abonos a aquellas instituciones que brindan cobertura médica al contribuyente y cargas de familia, como por ejemplo a esposa o hijos menores. Esto incluye los honorarios generados:

  • Servicios de asistencia médica, asistencia sanitaria y paramédica del contribuyente y las cargas de familia.
  • Servicios que sean prestados por los kinesiólogos, bioquímicos, fonoaudiólogos, psicólogos, odontólogos, y técnicos auxiliares de la medicina.
  • Todos los servicios que estén relacionados con la asistencia, es decir, incluye el transporte de heridos y enfermos en ambulancias o vehículos especiales.

La ley de Ganancias específica sobre las deducciones en medicamentos:

“La deducción se admitirá siempre que se encuentre efectivamente facturada por el respectivo prestador del servicio y hasta un máximo del cuarenta por ciento (40%) del total de la facturación del período fiscal de que se trate, siempre y en la medida en que los importes no se encuentren alcanzados por sistemas de reintegro incluidos en planes de cobertura médica. Esta deducción no podrá superar el cinco por ciento (5%) de la ganancia neta del ejercicio”.

La Administración Federal de Ingresos Públicos dice que dichos conceptos no involucran los medicamentos que son recetados por los médicos. Con excepción de los medicamentos que son pagados por el contribuyente en las clínicas, los hospitales, sanatorios u en otros establecimientos similares.

En resumidas palabras, aquellos gastos hechos por la compra de medicamentos que se hagan al margen del servicio de clínicas u hospitales no pueden ser deducibles.

No obstante, hasta la actualidad, la AFIP admitía los gastos de farmacia informados por el contribuyente en el Formulario 572 de deducciones.

La AFIP detalló en un comunicado enviado al diario Clarín:

"Para la deducción, sólo se encuentran comprendidos los medicamentos que forman parte del servicio prestado en clínicas, sanatorios o establecimientos similares. En tal sentido, los gastos por medicamentos que se efectúen al margen del servicio de hospitalización, no resultan deducibles, según la ley vigente". También agregó: "Cabe destacar que la ley sí contempla una serie de deducciones como las cuotas médico-asistenciales, honorarios médicos y cargas de familia, entre otros".

24/04/2019