Ejemplos de microemprendimientos

Últimamente es cada vez más frecuente escuchar hablar de emprendimientos que se pueden hacer desde casa, sobre personas emprendedoras y cuáles han sido sus ideas o cuáles pueden ser esos nuevos negocios por internet. Son muchas las personas que se encuentran buscando nuevas formas de hacer dinero y precisamente por eso, te traemos una serie de ejemplos de microemprendimientos para que puedas inspirarte.

Algo que no mucha gente sabe es que se dice que en promedio, las personas pueden esperar tener dos y tres carreras durante su vida laboral, pero además que entre aquellos que dejan una carrera es muy probable que surja la idea de trabajar desde su propia casa.

Si tu sueño es dejar tu trabajo de 9am a 5pm y convertirte en tu propio jefe, probablemente estés considerado una variedad de ideas para empezar pequeños negocios. La buena noticia es que comenzar un negocio desde tu casa está al alcance de tu mano, lo más importante es que tengas la energía y la paciencia para dar este gran salto y arriesgarte a trabajar duro para alcanzar tus nuevos objetivos con tu microemprendimiento.

¿Emprender a lo grande o emprender a lo chico?

¿Hacer un emprendimiento a lo grande o emprender a lo micro? Esta es una de las preguntas más frecuentes a la hora de hablar de nuevos negocios. Pero la realidad es que no importa cuál sea la respuesta a esta pregunta, lo fundamental es saber que ambas son válidas. Lo más importante es que te propongas trabajar con pasión, creatividad y sobre todo perseverancia.

Te contamos algunos ejemplos de microemprendimientos caseros y ejemplos de microemprendimientos de servicios para que tengas opciones cuando te preguntas cómo ganar dinero.

Microemprendimientos - ejemplos

  • Servicios a domicilio de comida ¿Te gusta la cocina? ¿La gente siempre te dice que cocinas excelente? ¿pensaste alguna vez en que podés convertir tu pasión y tu habilidad en la cocina en tu fuente principal de ingresos?

Es muy común encontrarse con gente que es genial en la cocina, pero que jamás se les ocurrió dedicarse profesionalmente a la cocina. El mundo gastronómico es muy amplio, hay muchas posibilidades de inserción y es un mercado que nunca va a aflojar.

Si te gusta la cocina, la posibilidad de crear una pequeña empresa en la que vendas tus propios conocimientos y experiencia como capital humano puede ser la respuesta para vos.

Otro punto a tener en cuenta, cuando se trata de un negocio de servicios profesionales, es que vas a pasar la vida aprendiendo nuevas técnicas y puliendo tus habilidades. Vas a tener que estar actualizado para asegurarte de permanecer activo, sin importar en qué dirección cambien los vientos económicos del país.

  • Microemprendimientos y manualidades Una excelente opción de microemprendimiento son las manualidades. Hacer manualidades en casa puede parecerte una idea muy loca, pero la realidad es que es un negocio con mucha demanda y es muy simple de empezar. Estamos hablando por ejemplo de tejidos, tanto para grandes como para chicos. Si siempre te gustó tejer y tenés una inclinación creativa para hacer tus propios diseños, entonces esta puede ser una opción perfecta para vos.

Este mercado tiene demanda sobre todo para los más chicos, en especial para los bebés. Podés diseñar tus propios patrones y modelos y tejer bufandas, gorros, mantas, entre otras cosas.

  • Servicios de belleza ¿Pensaste alguna vez en poner en práctica tus habilidades en el área de cuidados de belleza? Por ejemplo, peluquería y barbería. Si conocés el arte de manejar la tijera y te gusta estar en contacto con clientes, unas de las opciones que podés considerar es brindar servicios de peluquería y de barbería. Tenés la posibilidad de expandir tu negocios haciedo color también. Si los clientes se van contentos, seguro que van a volver.

  • Servicio de masajes reconfortantes ¿A quién no le gusta un buen masaje relajante después de un días estresante en la oficina? Lo único que necesitas es tener conocimiento sobre este oficio y una camilla.

  • Servicios de maquillajes para mujeres y niñas Si te divertis maquillando a tus amigas, sobrinas, hermanas o hijas, ¿por qué no hacer de esto una entrada de dinero adicional? Podés ofrecer maquillaje a domicilio para cualquier tipo de ocasión, ya sea casamientos, sesiones de fotos, cumpleaños de niños. Vas a tener que hacer una inversión en un buen equipo de maquillaje, pero sin duda es otro de los ejemplo de microemprendimientos que ya han funcionado en otras ocasiones.

  • Uñas perfectas Se pusieron muy de moda las uñas coloridas, aprovecha esto para hacer un buen negocio. En estos últimos años, cada vez vemos más mujeres y chicas jóvenes con uñas perfectas. La inversión que tenés que hacer es relativamente baja en comparación con otros ejemplos de microemprendimientos, solamente vas a necesitar comprar esmaltes de varios colores y los accesorios para cortar, limar y demás arreglos. Lo más complicado será atraer y retener a la clientela.

  • Servicios de Videógrafo La producción de video requiere un poco más de inversión, es necesario que hayas invertido en un buen equipo de video, lo cual puede ser bastante costoso. Pero al mismo tiempo, esto es lo que hace que tus servicios se puedan cobrar bastante caros. Uno de los primeros pasos es crear un sitio web en donde puedas publicar tu portfolio con con varias selecciones de tu trabajo disponibles para los clientes interesados.

  • Servicios de Fotógrafo Podés empezar por realizar sesiones de fotos para tu familia y amigos. A medida que vas armando un cuerpo de trabajo, y confianza en tus habilidades, vas a tener más material para atraer clientes. Los trabajos de fotografía por lo general se consiguen de boca en boca, así que crea una página en Facebook donde puedas etiquetar a los clientes recientes.

Si te llama la atención alguno de estos ejemplos de microemprendimientos, en Vivus podemos ofrecerte préstamos personales por internet para tener una base para comenzar tu negocio.

07/08/2019