¿Empiezan las clases y necesitás un préstamo?

Pasaron las fiestas de Navidad y Año Nuevo, se terminaron las ansiadas vacaciones y llega el momento de volver al colegio. Pero, como todo en la vida, mandar a tus hijos a la escuela cuesta dinero. Si bien esta plata es una inversión para el futuro de tus hijos y de tu familia, muchas veces no la tenés y por lo tanto debés buscar opciones de financiamiento. Mochila, libros, cuadernos, lápices, instrumentos para materias prácticas, zapatillas, ropa de gimnasia, delantales, excursiones y más, componen el presupuesto de un alumno, cualquiera que sea su nivel, desde el jardín hasta la universidad.

En el mercado hay opciones para todos los bolsillos, pero todas impactan en el presupuesto familiar, más si esa cifra se multiplica por dos o tres. El dinero gastado en los regalos de las fiestas y las vacaciones, fue todo un presupuesto y para la vuelta a la escuela las arcas están vacías. Pero no hay de qué preocuparse: con un préstamo rápido podrás hacer frente al comienzo de clases sin problemas. Los créditos por Internet son una opción interesante para situaciones en las que necesitás de un dinero rápido, sobre todo porque ofrecen flexibilidad y comodidad. Además, los préstamos rápidos de Vivus tienen el diferencial de que los términos y condiciones están explicados claramente en la página web y no cambian cuando tomás el dinero.

¿Cómo conseguir un préstamo?

Muy sencillo: ingresás en el sitio de Vivus, seleccionás la suma de dinero que necesitás en el simulador, llenás el formulario de solicitud y en 24 horas tenés respuesta. Una vez que se procesa tu solicitud, el dinero será depositado en tu cuenta bancaria y listo, podés usarlo. Ingresa aquí para solicitar tu préstamo en línea.

¿Cómo devuelvo el préstamo?

También es muy sencillo: las condiciones de montos y tiempo de devolución están claras desde el primer momento, lo que te permite una planificación anticipada de la situación para no preocuparte por nada.

Recordá…

La educación escolar es uno de los principales factores en el desarrollo intelectual y social de las personas, enriquece la cultura, el espíritu y los valores de cada individuo. Además, ir a la escuela es una forma de progreso social que permite un bienestar personal pero también económico: la gente con estudios tendrá más oportunidades laborales a la largo de su vida. También el conocimiento se ha ido convirtiendo en un bien de cambio cada vez más importante en las sociedades actuales. Pero sobre todo ir a la escuela, es una forma de hacer amigos, de compartir momentos divertidos y de conocer el mundo.

26/02/2017