Emprendedor y Empresario: ¿Qué los diferencia?

Muchas veces se usan los términos “emprendedor” y “empresario” de manera indistinta, como si fuesen lo mismo, pero la realidad es que no es lo mismo un emprendedor que un empresario.

Si querés conocer las diferencias entre emprendedor y empresario seguí leyendo y te lo contamos.

Qué es un emprendedor y qué es un empresario

Para comenzar vamos a definir brevemente cada uno de estos dos conceptos, frecuentemente utilizados como sinónimos pero que, como vas a ver a continuación, son conceptos diferentes e implican y requieren habilidades y destrezas distintas.

Emprendedor

Un emprendedor es una persona que, partiendo de una idea, crea una organización o negocio, y lo desarrolla, contra viento y marea, sorteando todos los obstáculos que pueda encontrar en el camino.

Esa puede ser una forma de definir a un emprendedor, sin embargo emprender es un concepto mucho más vasto que eso, e implica una serie de características, habilidades, aptitudes y actitudes específicas.

Un emprendedor es capaz de generar, desde cero, un proyecto, ponerlo en funcionamiento, asumir los riesgos y las responsabilidades que eso conlleva, y todo ello mientras mantiene su propia filosofía y un dinamismo que le permita concretar su visión de negocio.

Empresario

Por otro lado, un empresario es la persona que asume la responsabilidad en el diseño y desarrollo de proyectos, y en la dirección de una empresa. El empresario puede ser o no el ideador del negocio.

Su principal responsabilidad es asumir el control y tomar las decisiones fundamentales que le permitan a la organización cumplir con los objetivos planteados.

El empresario puede actuar tanto como gestor y administrador, como innovador y emprendedor.

Por lo tanto, podemos decir que el empresario es aquella persona que gestiona un negocio, lo mantiene a flote y lo hace rentable. Mientras que el emprendedor es el ideador del negocio, el “aventurero”, que se lanza a la aventura de iniciar un nuevo emprendimiento.

Dicho de otro modo, el empresario se encarga de hacer creer la empresa, por lo cual podría considerarse, en muchos casos, al empresario como la madurez de la figura del emprendedor. De modo que un emprendedor es en la mayoría de los casos un empresario, pero un empresario no necesariamente debe haber sido un emprendedor.

Emprendedor y empresario: Diferencias

Existen varias diferencias claves entre estos dos perfiles empresariales de emprendedor y empresario. Veamos algunas de ellas.

  1. Mientras el emprendedor trabaja de manera ardua e intensa, el empresario se dedica a pensar y elaborar lo que otros deben hacer.
  2. En esta línea, el emprendedor suele hacer las cosas por sí mismo o al menos lleva un control personal, mientras que el empresario delega y solo controla los resultados.
  3. Además, el emprendedor realiza muchas actividades y tareas, mientras que el empresario se dedica a generar valor y conseguir que su gente realice las tareas de la mejor forma posible.
  4. El emprendedor premia el esfuerzo de su gente, mientras que el empresario premia los resultados obtenidos.
  5. El emprendedor conoce al detalle las tareas que se deben realizar en su negocio para tener éxito, mientras que el empresario conoce a la perfección los números que se deben conseguir para alcanzar los objetivos planteados.
  6. El emprendedor comúnmente se centra en la operatividad del negocio, mientras que el empresario analiza el mercado y la evolución tanto de la empresa como del entorno.

Como vemos el emprendedor se ve más movilizado por el corazón (por la pasión) mientras que el empresario actúa de manera más estratégica y racional (con la cabeza).

Conclusión: Emprendedor vs. Empresario

A modo de resumen podemos concluir que un empresario normalmente trabaja con un negocio o empresa ya creada y su misión es ajustar todo para que crezca y se desarrolle de la mejor manera posible, consiguiendo que su producto o servicio sea más atractivo que el de la competencia.

Por su parte el emprendedor, especialmente los jóvenes emprendedores, parten de la nada, con una idea, y la van desarrollando y puliendo con el objetivo de llegar a buen término y hacerla rentable. No temen innovar y abrazan el riesgo, asumiéndolo como parte de su “trabajo”.

En definitiva, los dos perfiles empresariales de emprendedor y empresario son compatibles y complementarios, y de hecho podemos decir que hay empresarios con ideas emprendedoras y emprendedores que ambicionan ser empresarios. En última instancia vale destacar que ambos tienen el potencial de cambiar para mejor el mundo.

Si querés comenzar un emprendimiento y no tenés capital podés recurrir a los créditos para emprendedores que te ayudarán a iniciar con tu idea de negocio. En Vivus podemos apoyarte, no dudes en contactarnos.

20/05/2020