Familias numerosas en Argentina

Un pensamiento que sin duda inquieta a más de una madre o un padre, es la dirección de su economía y la búsqueda de nuevas opciones de financiamiento para mantener funcionando su hogar. Esta preocupación aumenta cuando se tiene bajo su responsabilidad a una familia numerosa.

Es importante tener en claro que en Argentina existen dos tipos de familias numerosas y la principal diferencia entre ambas es la cantidad de miembros que la componen. En primer lugar, se encuentra la familia numerosa general, compuestas por parejas con 3 o 4 hijos, por otro lado, están las familias numerosas especiales que están conformada por más de 5 hijos.

¿Cuál es la situación actual?

Según el INDEC, del 100% de los hogares de familias argentinas aproximadamente el 36.88% están compuestas por la pareja con sus respectivos hijos, y el 7.70% abarca a las parejas con hijos pero que conviven también con otros familiares.

Pero cada uno de estos hogares tiene un contexto económico distinto y ninguno está libre de que se les presente una necesidad o problema financiero. De hecho, según Clarín citando un estudio del Banco Mundial sobre “inclusión financiera”, para mediados del 2015 la mitad de los argentinos aún no tenían una cuenta en un banco.

Esto significa que, lamentablemente, una parte importante de las familias numerosas argentinas no son tomadas en cuenta por el sistema bancario, por lo que son vulnerables ante grandes inconvenientes cuando aspiran conseguir un crédito personal.

En muchos casos los préstamos habituales concedidos por los bancos no están creados para familias numerosas. Inclusive, aún cuando deciden abrir una cuenta en el banco, deben soportar una gran brecha de tiempo para que se les aprueben los recursos.

Alternativas para la economía de familias numerosas

Toda familia, por más numerosa que sea, tiene que realizar gastos fijos de forma mensual. En los casos en que solamente sean los jefes de familia los únicos que aportan sus ingresos para el sostenimiento del hogar, será necesario tomar medidas rigurosas para administrar la economía familiar y poder llegar a fin de mes.

A la hora de hacer las compras de comida, serán esenciales los cupones de descuentos de los supermercados para conseguir mejores precios. Tendrás que asegurar qué días son los mejores para hacer las compras, comparar precios en los supermercados, y tener muy en cuenta la vigencia de los cupones para que no se venzan sin ser utilizados.

Por otro lado, estar atentos a las ofertas en supermercados será fundamental para poder ahorrar en las compras de alimentos para el hogar.

Otra gran alternativa es hacer las compras al por mayor en el Mercado Central. Allí podrás comprar cajones de fruta y verdura al costo que lo compran las verdulerías y así ahorrarte el monto que te cobran de más por los gastos que le genera al vendedor tener su local.

En el caso excepcional que estés necesitando una ayuda para poder afrontar los gastos de tener una familia numerosa, ya sea para hacer una reparación en la casa o afrontar los gastos de comienzo de año del colegio de los chicos, podés contar con los préstamos personales.

18/07/2018