El futuro de las PYMES: Claves a tener en cuenta

Hace algunos meses los propietarios de PYMES veían con preocupación el futuro. Incluso hoy sigue la incertidumbre sobre cómo será el futuro para sus empresas.

Sin embargo, en algo la mayoría está de acuerdo. Existen tres pilares que se deberán tener en cuenta si se quiere recuperar el tiempo perdido: transformación digital, fomento del consumo y capacitación del recurso humano.

El gran aprendizaje que ha dejado a su paso la pandemia de COVID-19 en este sentido es que el aprovechamiento de la tecnología ya no es optativo, y tiene un gran impacto en los tres aspectos antes mencionados. Siendo un factor clave a la hora de hacer negocios en la nueva configuración empresarial y económica del mundo.

En este artículo te contaremos cuáles son las claves para que las PYMES afronten con éxito este nuevo mundo post-pandemia, cuál es el panorama que se puede prever y cómo adaptarse a los cambios.

La importancia de las PYMES en Argentina

Son muchas las personas que desconocen la verdadera importancia, y el impacto, de las PYMES en la economía argentina, y en general en la mayoría de las economías del mundo.

Según el último relevamiento de la Comisión Económica para América Latina, las PYMES generan alrededor del 60% de todos los puestos de trabajo en Latinoamérica.

Ya que, si bien son empresas con capitales de pequeña envergadura, en conjunto producen una importante cantidad del PBI de estos países.

Normalmente este tipo de empresas se centran en un sector bien delimitado del mercado como por ejemplo el turismo local, la educación especializada, el comercio electrónico, etc., motivo por el cual resultan jugadores pequeños pero importantes en sus respectivos sectores.

Afortunadamente, en los últimos años, tanto banca privada como pública han comenzado a apoyar a estas pequeñas y medianas empresas, incorporándolas dentro de sus carteras de clientes y ofreciéndoles programas de beneficios, planes e incluso asesorías, adaptadas a sus propias necesidades con el objetivo de ayudarles a impulsar sus negocios. Principalmente como resultado de ver en ellas un gran potencial, del cual pueden verse beneficiadas.

No obstante, la crisis del COVID-19 trastocó los planes de muchas PYMES: algunas vieron afectadas sus operaciones prácticamente en su totalidad, otras (las de rubros esenciales) pudieron seguir trabajando, pero se vieron afectadas en gran medida, mientras que un tercer grupo privilegiado de emprendimientos potenciados por el coronavirus –especialmente aquellos que ya poseían una presencia y operatividad digital– se vieron beneficiados.

En este contexto lo que quedó claro para todos fue la necesidad de adoptar una mentalidad digital y comenzar, quienes aún no lo habían hecho, a aprovechar el poder de las nuevas tecnologías.

El futuro de las pymes - Foto de cottonbro en Pexels

¿Cuál es el panorama que les espera a las PYMES en el futuro?

Después de iniciada la cuarentena, allá por el mes de marzo, y con el correr de las semanas, se vio una importante aceleración de la curva de aprendizaje y de adopción de la digitalización en la gran mayoría de las empresas que conforman el conjunto empresarial en todos los niveles. Llegando a ser, para muchos, una necesidad imperante para poder seguir operando, produciendo y facturando, y de esta manera poder mantener sus negocios abiertos.

Está claro que, a partir de ahora, para cualquier nuevo emprendimiento, start up o para la creación de prácticamente cualquier negocio será una necesidad imprescindible pensar tanto de manera tradicional como digital.

Las herramientas digitales abren caminos nuevos para muchas PYMES y posibilitan acceder a mercados antes impensados, pero más aún son un recurso esencial en muchos casos para poder sobrevivir. De manera que la digitalización de los negocios no es algo pasajero o temporal, es una realidad que ha llegado para quedarse.

El nuevo desafío al que se enfrentan las PYMES hoy en día

Por todo lo mencionado está claro que hoy el mayor desafío que deben afrontar las pequeñas y medianas empresas es adaptarse y evolucionar hacia el mundo digital.

Pero asimismo es primordial entender que las estructuras organizacionales y productivas también deben ser adaptadas e incorporadas en este proceso, y que el capital humano hoy, a pesar de la aparente “deshumanización” que pareciera significar digitalizarse, es más importante que nunca.

No obstante, a pesar de que el camino parece estar claro, la dificultad con la que se encuentran la mayoría de las PYMES es que no saben por dónde empezar. Para lo cual buscar asesoramiento y apoyo de expertos y profesionales con experiencia es fundamental, ya no solo para el éxito sino incluso para la mera supervivencia de sus empresas.

Afortunadamente existen cientos de recursos en internet que pueden aprovecharse, algunos completamente gratuitos, para dar este paso a la digitalización.

El futuro de las pymes - Imagen de StartupStockPhotos en Pixabay

¿Cuáles son las herramientas que si o si deben adoptar las PYMES?

Existen dos herramientas imprescindibles a tener en cuenta que permitirán una digitalización exitosa de las empresas: por un lado, el e-learning con el cual se puede acceder a todo el conocimiento necesario para dar este paso de manera asequible y cómoda. Y, por otro lado, la adopción de una infraestructura digital que posibilite la interacción con los potenciales clientes y la adquisición de los productos y servicios.

En ambos casos los costos suelen ser muy bajos en comparación con el aprendizaje tradicional o las necesidades o requerimientos de infraestructura física a la que la mayoría de las PYMES están acostumbradas, facilitando de esta forma la evolución de lo tradicional a lo digital.

Incluso si no se cuenta con el capital necesario para iniciar existen diversas opciones crediticias como los préstamos para pymes que ofrecen distintas entidades e instituciones financieras y/o bancarias que pueden ayudar a hacer realidad esta transformación digital.

Conclusión

Emprender en Argentina nunca ha sido realmente fácil, sin embargo en la nueva configuración económica y productiva las PYMES son un factor y recurso clave para superar y salir adelante de la crisis provocada por el COVID-19.

Las nuevas tecnologías han acortado los tiempos de ejecución e implementación, y los requisitos de inversión de casi cualquier proyecto; factores que hace algunos años solo posibilitaban a grandes empresas acceder a determinados mercados o sectores. Y con ello se ha abierto un mundo de posibilidades para cientos de emprendedores y pequeños empresarios que están empezando a ver cómo pueden aprovecharse de esta situación para competir, en algunos casos, de igual a igual con las grandes corporaciones.

Hoy en día cualquier persona puede realizar compras sin salir de su casa o desde cualquier parte en la que se encuentre desde su teléfono móvil. Desde pedir una pizza hasta comprar un automóvil es algo habitual en esta nueva normalidad.

La crisis provocada por el Coronavirus ha causado graves daños económicos, sanitarios y sociales, pero también nos ha dejado valiosas lecciones sobre cómo debe encararse el emprendimiento de aquí en adelante. Y en este contexto, aunque hoy cueste verlo, el futuro de las PYMES es prometedor, y la tecnología es su nueva gran aliada.

14/10/2020