Consejos para controlar tus gastos diarios

Cuando estás en una relación laboral de dependencia, lo más habitual es que tu sueldo sea fijo mes a mes, a excepción de aquellos que tienen su sueldo supeditado a comisiones. También está el caso de los autónomos, quienes tienen un ingreso variable dependiendo de los trabajos que pudieron facturar durante el mes. En todos los casos, lo ideal es que primero lleves un registro minucioso del caudal de ingreso que tenés y, por otro lado, cuál es el nivel de gastos diarios que realizás.

El control de gastos diarios debe ser constante para poder tener resultados certeros a fin de mes, y poder proyectar a futuro cómo administrar tu dinero.

Lo primero que se recomienda es tomar nota de todos aquellos gastos que realizás de forma diaria. Contabilizá los gastos en transporte público, de nafta, de parquímetro, como los de comida en el supermercado y las salidas a restaurantes. No te olvides de los gastos del hogar, el pago de los servicios y el colegio de tus hijos. Podés separar los gastos entre fijos y variables.

Haciendo la lista, podrás tener un mejor control de tus gastos y así poder detectar cuáles podés reducir y hasta cuáles son totalmente innecesarios.

También es una excelente idea a la hora de ahorrar dinero la búsqueda de ofertas, cupones de promociones en los servicios y la compra de productos.

Pedí ayuda para controlar los gastos diarios

Si sos una persona tecnológica y hacer listas en hojas de papel no te funciona, podés buscar la ayuda de las apps de finanzas personales. Son aplicaciones que podés bajar en tu celular, que te guiarán a través de diferentes pasos para generar un mejor control de tus gastos personales y, de esta manera, conseguir un ahorro adicional que te permitirá invertir tu dinero de una mejor manera.

Entre las mejores apps de finanzas personales podés encontrar Mobills y Monefy. Estas apps son fáciles de usar, permitiendo ingresar todos los gastos que hacés, para llevar el control de tu economía de forma ágil y sencilla.

Pedí una ayuda extra

Hay veces que la situación está más complicada y, en ese caso, la administración de las finanzas personales no se da como uno espera. En cualquier momento puede suceder un imprevisto, una situación excepcional, que nos pone en la necesidad de pedir prestado un dinero extra al que recibimos mes a mes por nuestro trabajo diario.

En estas ocasiones, cuando la necesidad urge, hay que salir a buscar una solución. Por suerte existen los préstamos personales para estos casos. Los bancos ofrecen la posibilidad de acceder a ellos, pero la mayoría de las veces suelen ser muy burocráticos y pedir un sinfín de requisitos para poder acceder finalmente al dinero.

Sin embargo, en Vivus tenés la posibilidad de solicitar ese dinero que te falta para cubrir la necesidad del momento. Claramente, es importante considerar toda la situación a la hora de pedir un préstamo personal, desde cuánto dinero necesitás, cuándo podrás devolverlo y hasta cuántas cuotas podés pagar. Teniendo en cuenta estos puntos, y cumpliendo unos pocos requisitos, podrás acceder de forma rápida y sencilla a los créditos personales que Vivus te ofrece.

04/09/2018