Historial crediticio: ¿qué es y cómo solicitarlo?

¿Sabés qué es el historial crediticio? ¿Conocés cómo puede influir en tu capacidad para obtener créditos, préstamos o tarjetas de crédito o débito? ¿Querés solicitar un crédito y querés saber si sos apto o no para conseguirlo?

Si este es tu caso, no dejés de leer este artículo, ya que te contaremos todo lo que necesitás conocer sobre el historial de crédito: qué es, para qué sirve el historial crediticio, dónde consultarlo gratis, cómo puede beneficiarte (o perjudicarte), y qué hacer para mejorarlo.

Qué es el historial crediticio

En pocas palabras el “historial crediticio” (también llamado “score crediticio” o “historial de crédito”) es un informe detallado emitido por una entidad especializada sobre los antecedentes de pagos e impagos de un individuo.

Registrando todas las actividades financieras de dicha persona.

Este informe es tenido en cuenta por los bancos e instituciones financieras para conocer y evaluar la solvencia y la capacidad de pago que tiene una persona al solicitar un préstamo, crédito o tarjeta de crédito o débito.

Es una forma que tienen las entidades financieras para “conocer” con anticipación cómo será una persona como cliente –su perfil como cliente– y cuál es su “nivel de confianza”, o nivel de cumplimiento, con relación a las obligaciones que ha contraído.

Puede decirse que es una especie de “carta de presentación” al momento de pedir un préstamo o crédito. _De modo que el historial de crédito puede abrir las puertas para acceder a un préstamo o crédito, o bien puede cerrarlas; de ello deriva su importancia.

En líneas generales para mantener un buen score crediticio es necesario pagar todas tus deudas a tiempo y sin demoras.

Ventajas de tener un buen historial crediticio

La principal ventaja, y la más importante, es que cuando se tiene un buen historial crediticio los bancos e instituciones financieras entenderán que la persona está mejor calificada para que se le otorgue un crédito o préstamo, lo cual también influye en los montos, los plazos y los intereses y, en general, en las condiciones en las que se dará el préstamo.

Del mismo modo, si el puntaje del score crediticio es bajo será mucho más difícil e improbable que se otorgue el préstamo, y si se otorga las condiciones no serán tan beneficiosas (por ejemplo, altos intereses) para cubrir los riesgos que asume la entidad financiera.

Historial Crediticio - Imagen de Maria Domnina en Pixabay 2

Cómo saber mi historial crediticio

Para conocer tu score financiero hay dos maneras que son las más utilizadas: consultarlo GRATIS en la central de deudores del BCRA (Banco Central de la República Argentina) o bien en la plataforma de Equifax/Veraz (lo cual tiene un precio).

  • Consultar gratis el historial crediticio por BCRA

El BCRA te brinda un informe consolidado y detallado de tu situación financiera de manera gratuita. Lo podés consultar aquí, y tan solo tenés que ingresar tu CUIT o CUIL.

Te dará toda la información sobre las financiaciones que se te han otorgado por bancos o entidades financieras, fidecomisos financieros, emisores de tarjetas de crédito/compra, y otros tipos de proveedores no financieros de créditos como así también sobre los cheques rechazados.

  • Consultar el historial crediticio por Equifax

Para consultar tu historial de crédito en Equifax podés hacerlo online (recordá que tiene un precio). Tenés que ingresar a esta página y luego seguir los pasos que se te indicarán.

Si tenés dudas o querés hacer alguna consulta antes de registrarte, podés comunicarte por teléfono al número de atención de Equifax que podés hallar en su página web.

Si te habías preguntado: ¿cómo saber mi historial crediticio?... Ya lo sabés, y te hemos dado una opción gratuita y otra –más completa– de pago.

Cómo tener un buen historial crediticio

Para tener un buen historial de crédito es necesario haber sido siempre un buen pagador y puntual. Si ese es tu caso, no vas a tener mayores problemas al momento de solicitar un crédito o préstamo.

Pero si por el contrario te has retrasado en los pagos de distintas obligaciones contraídas –como las facturas de los servicios, los pagos de las tarjetas de crédito o los pagos de hipotecas– tu situación será más delicada y complicada cuando solicités un crédito.

Para que tengás una idea de qué cosas te ayudan y cuáles te perjudican con relación a tu score crediticio, te resumimos a continuación las acciones que lo favorecen y las que lo perjudican.

Acciones que te ayudarán a mejorar (y mantener) un buen historial crediticio:

  1. Tener en tu cuenta bancaria un balance positivo en los últimos meses.
  2. No haber contratado micropréstamos.
  3. Si tenés una hipoteca o préstamo que la misma se haya estado pagando de manera puntual y sin interrupciones.
  4. Contar con un “colchón financiero” (es decir la diferencia entre tus gastos y tus ingresos) que sea superior a la cuota del préstamo o crédito que solicitás.
  5. Si tenés una tarjeta de crédito o una línea de crédito, no tengás pagos atrasados.
  6. Tener un trabajo o empleo estable y con varios años de antigüedad (mientras más años de antigüedad tengás mejor).
  7. Contar con unos ingresos medios o altos.
  8. No tener muchos créditos abiertos al mismo tiempo.

Acciones que pueden perjudicar tu historial crediticio:

  1. Tener impagos que pueden ocasionar embargos (aunque sean pequeños).
  2. Tener un nivel de endeudamiento muy alto.
  3. Tener descubiertos en tu cuenta bancaria.
  4. Haber contratado muchos (o varios) microcréditos.

Estas son las diferentes situaciones que te pueden ayudar a mejorar (o empeorar) tu historial de crédito o score crediticio, por lo cual, si tenés pensado pedir un crédito o préstamo y no has cumplido con las acciones antes mencionadas, primero tendrás que llevar a cabo las debidas acciones que te permitan mejorarlo.

2 cosas que tenés que tener en cuenta para “mantener saludable” tu historial crediticio

  1. Conocé bien las fechas de pago y pagá siempre en término: tené siempre presente las fechas de pago y vencimientos, tanto de tus préstamos como de tus tarjetas de crédito y otros servicios e impuestos. En general aseguráte de pagar en término y de forma total todos los compromisos que hayas adquirido.
  2. Controlá muy bien tus gastos: para ello lo primero que tenés que hacer es conocer con exactitud cuál es tu capacidad de pago mensual y cuáles son tus gastos. Podés elaborar una lista con todas tus fuentes de ingresos y otra con todos tus gastos (tanto mensuales como anuales). De esta manera te va a ser más fácil y viable mantenerte al día con todas tus obligaciones y pagos, y de ese modo mantener un buen historial de crédito.

Conclusiones: Entonces… ¿para qué sirve el historial crediticio?

Si te estabas preguntando ¿para qué sirve el historial crediticio? y ¿cómo saber mi historial crediticio?... Ahora ya lo sabés, y conocés también qué tenés que hacer para mejorarlo y mantenerlo con un buen puntaje.

Como has podido ver, el score crediticio afecta tu capacidad para adquirir o conseguir financiamiento. De esta manera un buen historial de crédito te ayudará, y un mal historial de crédito te perjudicará.

Si has mantenido un buen comportamiento ante las obligaciones que hayas contraído –como préstamos o créditos– y has pagado siempre en término, te va a ser mucho más fácil acceder a financiamiento, y lo vas a poder conseguir en mejores condiciones (en lo que se refiere a los montos, intereses y plazos).

Por el contrario, si no has tenido un buen comportamiento crediticio en el pasado, ya es hora de que lo remedies, siguiendo las indicaciones antes mencionadas. Si seguís las recomendaciones que te hemos dado en este artículo vas a conseguir un buen historial crediticio sin duda alguna, con todos los beneficios que ello implica.

Si sos nuevo en estos temas y querés conocer más, te recomendamos que veas nuestros artículos sobre definición de crédito y qué es financiamiento.

10/07/2020