6 Ideas de Negocios para Jóvenes

Empezar un negocio propio te permite, entre otras cosas, gestionar tu tiempo, desarrollar tus habilidades y enfocarte en lo que más te gusta y mejor sabes hacer.

Muchos jóvenes desean empezar sus propios negocios, pero no saben qué negocio comenzar ni por dónde empezar.

Creen que por no tener experiencia, no disponer de muchos conocimientos o no contar con un gran capital no pueden lanzarse a emprender.

Pero la verdad es que existen una gran cantidad de ideas de emprendimiento para jóvenes que se pueden iniciar con muy poco - o incluso nada de capital - y con pocos conocimientos o experiencia.

Además, si bien no hay una edad “ideal” para emprender un negocio, cuando se es joven se tiene comúnmente menos obligaciones y responsabilidades financieras y se puede dar el lujo de fallar con más tranquilidad y sin tener que rendir cuentas a nadie.

En este artículo te vamos a contar 8 ideas de negocios para jóvenes que podés comenzar con poco o nada de inversión, y que tienen el potencial de transformarse en negocios rentables, de hecho es así como muchos emprendedores argentinos han construido sus pequeños imperios.

8 ideas de negocios para jóvenes (que podés comenzar con poco dinero o gratis)

Tal vez acabás de terminar la escuela o la universidad y estás buscando una idea de negocio que te libre de ese aburrido trabajo de oficina de 9 a 15 que tus padres te dicen que tenés que conseguir.

Si querés ser tu propio jefe, y sin importar que tu objetivo sea solo conseguir algún dinero extra o bien comenzar una empresa sólida y altamente rentable, te damos 8 ideas de negocios exitosos para jóvenes que podés empezar gratis o con poco dinero.

  • Vendé ropa online

Si tenés una computadora, una cámara o celular y conexión a internet podés vender ropa online.

Tenés dos opciones: buscar ropa vieja que ya no usás o bien comprarla en mercados de usados a un bajo precio, y luego revenderla en sitios como MercadoLibre o EBay.

Solo necesitas tomarles unas buenas fotos y subirlas a estos sitios con una pequeña descripción y un precio adecuado.

Además, no tenés porque limitarte solo a ropa, también podés vender muebles viejos, equipos de jardinería, accesorios para niños, juguetes, y todo lo que tengas en buenas condiciones y ya no uses.

Para comenzar será suficiente y una vez las ventas comiencen a llegar podés pensar en proveerte de productos por medio de mayoristas, o mercados de pulgas, y revender, consiguiendo una ganancia por la reventa.

Otra opción más compleja es crear tu propia tienda online en Shopify o en Wordpress.org.

  • Consultor de redes sociales (Facebook, Twitter, Pinterest o Instagram)

Hoy en día muchas empresas están decidiendo tener más actividad en las redes sociales y crear comunidades en torno a sus productos y servicios, y para ello necesitan personas que conozcan estos sitios y pueden manejar sus cuentas e interactuar con los clientes potenciales.

Si tenés experiencia en redes sociales y unos conocimientos de marketing básico podés ofrecerles manejárselas y convertirte en consultor especializado en la red social que más conozcas.

Para esto no es necesario ni siquiera que inviertas dinero, sólo necesitás una computadora o un smartphone; aunque sí podrías hacer algún curso o capacitación (de las muchos gratuitos que hay en internet) sobre social media y marketing digital.

  • Servicios de redacción y edición de textos

No es necesario que seas periodista o tengás una educación formal para convertirte en redactor de medios digitales.

Tampoco necesitas hacer una gran inversión, solo necesitas una computadora, conexión a internet y un procesador de texto como Microsoft Word.

Sin embargo, puede ser una buena idea hacer algunos cursos de SEO básico, de marketing de contenidos y/o copywriting (que los podés encontrar gratuitos en internet).

Al principio puede que no consigas muchos pedidos, y el flujo trabajo sea irregular, pero a medida que hagás una clientela podés llegar a generar muy buenos ingresos.

Y lo mejor de todo que este trabajo lo podés hacer desde tu casa o desde un café o cualquier lugar donde tengas una computadora o una notebook y conexión a internet.

Para comenzar podés buscar en línea algunas de las muchas plataformas de trabajo freelancer que existen.

Solo necesitas registrarte, fijar tus honorarios y comenzar a realizar los pedidos de los clientes.

  • Creá una agencia de escritura

Una vez que hayás conseguido un flujo constante de trabajos podés subir los precios, y subcontratar en las mismas plataformas de trabajo freelancer redactores y escritores de otras nacionalidades, que cobren menos que vos, y que te ayuden a completar los trabajos, quedándote a vos una comisión.

  • Tutorías y asesorías online

Este trabajo se puede hacer 100% online, lo que disminuye los costos y la inversión para iniciar, solo necesitás una computadora y conexión de internet.

Si tenés conocimientos avanzados de algún tema, como por ejemplo matemáticas o algún idioma o tenés un título universitario, podés ofrecer tus servicios para enseñar a estudiantes o personas que deseen aprender sobre lo que vos ya sabés, y lo podés hacer por Skype o por teléfono.

La tarifa a cobrar variará de acuerdo al tema que enseñés y la complejidad que tenga, pero podés hacer un buen dinero extra, trabajando desde la comodidad de tu casa.

  • Instruir a adultos mayores en el uso de internet, ofimática y redes sociales

Muchas personas mayores y ancianos quieren utilizar internet, las redes sociales y algunos programas básicos como un procesador de texto o un correo electrónico, pero no saben cómo hacerlo y no tienen quien les enseñe.

Si tenés paciencia y conocimientos básicos del manejo de redes sociales, paquetes de ofimática e internet podés ofrecerles tus servicios a cambio de un pago, que puede ser por hora o por tema.

  • Chatbots

Si lo que querés es comenzar un negocio innovador para jóvenes los chatbots son una buena opción.

Las empresas hoy en día invierten mucho en ventas y servicios al cliente.

Los chatbots ayudan a las empresas a reducir costos al mismo tiempo que mejoran la experiencia del cliente.

Pero lo que muchas personas no saben es que hoy en día existen algunas plataformas como Chattypeople que permiten crear chatbots de gran calidad y de alto nivel empresarial, sin saber programar y en cuestión de minutos.

Teniendo en cuenta esto podés ofrecer tus servicios de creación de chatbots a empresas y organizaciones que los requieran y cobrar por ello.

  • Blogging o vlogging

Escribir en un blog es una excelente manera de compartir lo que sabés y lo que te apasiona con la gente y a la vez ganar dinero.

Al principio vas a necesitar ser constante y escribir contenidos de valor con regularidad, hasta que comiencen a llegar las visitas, y una vez tengás suficientes visitas podés comenzar a vender espacios publicitarios, o bien escribir eBook y venderlos, o crear cursos sobre tu tema y ofrecérselos a tus visitantes.

También podés hacer lo mismo con videos, en vez del contenido escrito, utilizando plataformas como Youtube.

  • Diseñador gráfico

Si tenés creatividad y una computadora, y sabés usar Photoshop, podés ofrecer servicios de diseños gráficos.

Cada vez más empresas buscan tener presencia online y requieren este tipo de trabajos; podés hacer logos, diseños de sitios web, banners, y todo tipo de materiales de marketing.

Si hay algo que no sabés hacer podés aprender con tutoriales de Youtube, lo más importante es que le dediqués el tiempo que requiera.

Muchos diseñadores son autodidactas, sólo necesitás algo de paciencia y tiempo, y las ganancias pueden ser muy buenas.

Para ofrecer tus servicios podés usar las plataformas de trabajos freelancer.

Conclusiones: Ideas de negocios para jóvenes

Comenzar un pequeño emprendimiento para jóvenes es todo un reto, pero es posible si tenés la motivación y sos responsable.

Ya conociste 8 ideas de negocios para jóvenes que podés poner en práctica hoy mismo.

Nuestra recomendación es que elijas una y la desarrollés hasta tener resultados y si necesitas algo de capital podés recurrir a préstamos para microemprendimientos.

Pero no tenés porque quedarte allí, sino que una vez que el primer emprendimiento esté funcionando y dando buenos resultados, podés buscar a alguien que te ayude a manejarlo y controlarlo y comenzar un segundo emprendimiento.

De esa manera podrías tener en algún tiempo varios emprendimientos dándote ingresos, y lo mejor de todo es que, según cual sea el tipo de negocio que inicies, podés salirte de la ecuación y dejar a alguien a cargo, a cambio de una parte de las ganancias.

En otras palabras, te convertirías en un “pequeño empresario”.

Sin embargo, al principio vas a tener que trabajar mucho, perseverar y seguir algunas rutinas de emprendedores exitosos para alcanzar tus metas.

12/01/2020