Inteligencia financiera para tu vida personal

Si pudiéramos medir cuánto tiempo le dedicamos al manejo y control de nuestras finanzas en comparación a la dedicación que podemos poner en planificar un casamiento o unas vacaciones, nos sorprendería. Por lo general y a simple vista, podría ser relativamente menor el tiempo invertido en nuestra economía personal. ¿Qué pasaría si cambiáramos la ecuación y empezaramos a ser tan analíticos y minuciosos con nuestras finanzas?

De eso se trata la inteligencia financiera, entender las finanzas personales para mejorar tu economía en un corto, mediano y largo plazo realizando pequeños cambios de hábitos y así mejorar el total de nuestra economía.

¿Cómo te puede ayudar la inteligencia financiera para tu vida personal?

Tener inteligencia financiera y gestionar nuestras finanzas a conciencia nos obligará principalmente a hacer un presupuesto, al cual tendremos que ajustar nuestros gastos diarios.

Para realizar un presupuesto inicial tenemos que tener en consideración todos los ingresos que tenemos en un mes y los que podrán venir en un futuro mientras que sean seguros y no especulados.

Asimismo, la inteligencia financiera te permitirá hacer un análisis de todos los gastos fijos y variables que tenés por mes. Los gastos fijos serán aquellos que no podés evitar como ser el pago de los servicios, el alquiler o el pago del colegio de tus hijos. Son gastos mensuales y corrientes que tenés que afrontar para evitar entrar en mora. Por otro lado, los gastos variables o eventuales, son aquellos que no tenías previstos y algunos que pueden ser evitados o postergados para más adelante, como ser la decoración de un sector de la casa o gastos médicos excepcionales.

Una vez que tenés claros estos puntos sobre tus finanzas personales, tendrás que aprender a modificar ciertos hábitos personales para alcanzar las metas que te pongas para generar el ahorro que estás buscando, en base al presupuesto que tenés.

Gracias a la inteligencia financiera podrás gestionar tu dinero de una forma más eficiente y buscando alternativas para alcanzar tus objetivos. Por ejemplo, para tener una buena inteligencia financiera podrás leer libros de finanzas que te brinden más consejos para aprender a gestionar y controlar tu dinero de una forma más inteligente. Por otro lado, podrás buscar opciones a la hora de efectuar tus pagos como ser el pago de las compras en cuotas sin interés en vez de realizar un pago total de una vez limitando tu capacidad de ahorro.

Consejos para mejorar tu inteligencia financiera

Con el fin de tener un mejor desarrollo y control financiero de tu económica personal te sugerimos que prestes atención a los siguientes tips para obtener resultados a fin de mes:

  • Conseguir ingresos alternativos al que regularmente tenés
  • Reducir tus gastos para que sean menores a tus ingresos y así poder tener un ahorro a fin de mes
  • Aprender cómo hacer inversiones seguras y generar tu propio negocio
  • Planificar tu presupuesto a corto y largo plazo
26/11/2018