Línea de crédito: qué es, cómo funciona y beneficios

Uno de los instrumentos financieros más utilizados por Pymes y emprendedores, así como por profesionales independientes y personas en general que desean, por ejemplo, hacer refacciones en su hogar, son las líneas de crédito.

Éstas se utilizan cuando aparecen gastos imprevistos o pagos que se deben efectuar y no se dispone del flujo de efectivo necesario.

Si querés saber qué es exactamente una línea de crédito, qué tipos de líneas de crédito existen, cómo funcionan y cuáles son sus principales beneficios, ventajas y desventajas… seguí leyendo que te lo contamos todo en este artículo.

Qué es una línea de crédito

Cuando se accede a este instrumento financiero lo que se obtiene es un “colchón financiero en el cual solo se pagará lo que se utilice”. Es decir, el banco dispondrá a tu favor una determinada cantidad de dinero, en una cuenta de crédito (similar a una cuenta corriente), y vos podrás retirar y usar (dentro de ese límite) el dinero que necesités, y solo vas a pagar los intereses de la cantidad de dinero que hayas utilizado.

Asimismo, otro de los principales beneficios de una línea de crédito es que, al devolver el dinero usado, podés hacerlo sin vencimientos mensuales establecidos, dentro del plazo que hayas fijado antes –que incluso puede superar a un año–.

Existen varios tipos de líneas de crédito, pero en líneas generales tendrás un producto financiero muy flexible que te permitirá pagar solo cuando lo utilizás y por el tiempo que lo hayas dispuesto.

¿Cómo funciona una línea de crédito?

Como dijimos, hay diferentes tipos de líneas de crédito, ya que muchos bancos y entidades financieras dan líneas de crédito para diversos fines específicos. Por ejemplo, una línea de crédito con garantía hipotecaria normalmente será para utilizarla en la remodelación de una vivienda.

Cuando se accede a este instrumento financiero se recibirá un estado de cuenta mensual que mostrará el saldo disponible, el pago mínimo adeudado y un resumen de las tarifas e intereses.

Si por ejemplo se trabaja por cuenta propia y se tiene problemas con el flujo de efectivo, o bien se quiere emprender un negocio y no se dispone del dinero necesario, podés acceder a financiación y pagar solo lo que gastes.

Diferencia entre líneas de crédito y tarjetas de crédito

Una de las principales diferencias entre las líneas de crédito y las tarjetas de crédito es que los intereses suelen ser mucho más bajos en las primeras.

Y si bien ambos instrumentos financieros se parecen mucho, especialmente en el sentido de que dan la posibilidad de utilizar los fondos disponibles con libertad, el límite de las líneas de crédito generalmente es mucho más alto que el de las tarjetas de crédito.

Sin mencionar que en muchas ocasiones los usuarios de estas tarjetas se preguntan desconcertados por qué bajan la línea de crédito de una tarjeta sin motivo aparente. Lo cual los bancos lo pueden hacer a discreción con el fin de reducir su exposición al riesgo.

Quiénes utilizan las líneas de crédito

Normalmente las pequeñas empresas y los emprendedores y autónomos son los clientes ideales para estos tipos de líneas de crédito. Y, como vimos, suelen usarse cuando hay problemas con el flujo de efectivo y se requiere de una inyección de liquidez para afrontar algún pago.

También en el caso de muchos profesionales suelen ser una buena opción porque les proveen una cierta tranquilidad, cuando tienen gastos imprevistos, o impagos de clientes que hacen que sea necesario contar con un “plan B”.

Dos ejemplos habituales pueden ser:

  1. Cuando una empresa debe pagar los sueldos de sus empleados el día 1º del mes, y no ha cobrado aún los pagos de sus clientes que llegarán unos días o semanas después.
  2. Cuando un autónomo o monotributista debe pagar el IVA y aún no se le han acreditado los ingresos pendientes por sus ventas.

Básicamente la idea es que este saldo “extra” permita afrontar pagos en ciertos momentos críticos y en el corto plazo.

Beneficios de una línea de crédito

Cuando se habla de los beneficios de una línea de crédito se pueden mencionar 2 principales:

  • Flexibilidad: para cualquier empresa, especialmente las pequeñas, es muy bueno saber que se dispone de un plan B, en caso de que surjan problemas. De manera que disponer de una cierta cantidad de dinero para cuando haga falta, es crucial y muy tranquilizador.
  • Comodidad: este es quizás el mayor beneficio, y es que funciona básicamente como una cuenta corriente, de modo que el beneficiario puede disponer del monto acreditado en este instrumento financiero para pagar y financiar cosas del día a día, así como pagar a proveedores, pagar sueldos, etc.

Estos son los 2 principales beneficios de una línea de crédito, aunque también hay otros como los que se mencionaron anteriormente.

Conocer los beneficios de estos tipos de líneas de crédito es importante porque te permitirá saber si es lo que necesitás en tu caso en particular.

linea de credito - Foto de Andrea Piacquadio en Pexels

Diferencias entre préstamos y líneas de créditos

Si necesitás financiación y tenés que elegir entre una línea de crédito o un préstamo, te contamos cuáles son las diferencias entre ambas para que podás tomar la mejor decisión.

Por un lado, cuando solicitás un préstamo recibís el dinero en su totalidad y comenzás a pagar desde ese mismo momento una cuota, y te comprometes a devolverlo en un plazo de tiempo determinado. Con cada pago mensual vas amortizando tanto el dinero prestado como los intereses y/o comisiones.

Por otro lado, una línea de crédito te pone a disposición una cierta cantidad de dinero y vos usás solo lo que necesites, que puede ser todo o solo una parte.

Otra diferencia es que las líneas de crédito al llegar su vencimiento se suelen renovar si el cliente la sigue necesitando y si el banco aprueba el riesgo, de manera que funciona como una especie de “préstamo rotativo”. Mientras que en el caso de los préstamos no existe posibilidad de renovación.

Conclusiones

Ahora sabés qué son y cómo funcionan las líneas de crédito y cuáles son los beneficios, ventajas y desventajas que ofrecen y en qué casos suelen ser recomendables.

Esperamos que hayas aclarado tus dudas y podás decidir si es lo que necesitás o no.

Por otro lado, si sos nuevo o nueva en estos temas, es importante que te informes al respecto, por ello te recomendamos que leas los artículos sobre tarjeta de crédito o un préstamo rápido, cómo sacar una tarjeta de crédito y cómo aumentar mi límite crediticio.

05/08/2020