¿Qué son los microemprendimientos?

Muchas son las definiciones que podemos encontrar a la hora de hablar de los microemprendimientos. No faltan los que entienden que son empresas familiares, y otros que lo consideren como a un grupo de emprendedores que trabajan en su propia empresa por el mismo fin. También son caracterizadas como empresas pequeñas que se sostienen a un bajo costo y que requieren una inversión mínima en comparación a una empresa tradicional.

Lo cierto es que los microemprendimientos, como bien lo dice la palabra, es un pequeño emprendimiento manejado por uno o un par de emprendedores que un día tuvieron una idea novedosa para llevarla al mercado. Por lo general, suelen ser microempresas con pocos o casi ningún empleado. La idea es que todos los que trabajen en el emprendimiento al mismo tiempo sean los que ejecutan de forma activa y continua la idea principal. Por esta razón, cada miembro del microemprendimiento es clave para que el negocio funcione. El capital humano que lo compone es el activo más importante que el microemprendimiento posee.

Sin embargo, todo emprendimiento por más pequeño que sea necesita de un capital inicial. Considerando que muchas veces aquel que lleva a cabo un microemprendimiento es el propio emprendedor, lo que suele hacer es obtener un crédito personal para darle nacimiento a su proyecto. Claro está, que haciendo un buen plan de negocio y de financiación, con el crecimiento del microemprendimiento, podrá ir afrontando las cuotas del crédito mes a mes.

microemprendimientos-2

Conocé las ventajas de tener un microemprendimiento

Conforme los microemprendimientos fueron creciendo en el mercado, las ventajas comparativas fueron aumentando en comparación a la forma tradicional de trabajo. Muchas son las personas que están cansadas de trabajar en relación de dependencia, cumpliendo horarios que no se amoldan a sus necesidades y supeditando sus proyectos personales a la jornada laboral.

Para todos ellos, un microemprendimiento puede ser una gran solución. En caso que tengas un buen negocio en mente, que consideres que se amolda a la demanda del mercado, tu negocio se podría hacer realidad.

Una de las mayores ventajas es que podrás adaptar tu emprendimiento a los horarios que tu vida necesita. Ya sea que te guste trabajar por la madrugada o solamente durante las tardes, siendo tu propio jefe la toma de decisiones para avanzar con tu proyecto se agiliza. Vos serás quien tome las riendas del negocio y te permitirá ser todo lo creativo e inventivo que quieras ser para que tu emprendimiento funcione.

Con esta modalidad podrás tener tu propio equipo de trabajo. Como mencionamos previamente, cada miembro del microemprendimiento es fundamental para que tu negocio funcione. Es por ello que tener a los mejores socios será tu principal meta. En este sentido, mínimo tendrás que hacerte de alguien que se ocupe de la contabilidad y finanzas, otro del marketing y otro de la ejecución del negocio. Si se te dan bien las tres funciones hasta quizás podrías ahorrarte la molestia.

No podemos dejar de mencionar otro gran beneficio de este tipo de negocios como ser el bajo riesgo que importa. Al ser empresas que comienzan con un aporte monetario muy bajo, en caso de fracasar la pérdida será mucho menor que en una empresa de mayor tamaño.

Por otro lado, si consideramos las ventajas que genera al mercado financiero, tener un microemprendimiento podemos decir que es una buena fuente de trabajo. Al ser empresas pequeñas se adaptan fácilmente a los diferentes movimientos de la economía siendo más flexibles a los cambios.

Escucha a los que saben

Si sos nuevo en este rubro lo importante es que tengas en cuenta algunos consejos para tu negocio de aquellos que comenzaron teniendo su propio microemprendimiento y hoy pueden darse el lujo de ser exitosos. A continuación, te comentamos cuáles son los consejos de los emprendedores más famosos de estos tiempos y cuál fue la clave que los llevó a la cima de su negocio:

  • Apple: Su creador y fundador Steve Jobs siempre estuvo a favor de seguir su instinto, sin prestarle mucha atención a lo que los consumidores supuestamente buscan en un producto. Sostenía que los consumidores no podían saber lo que querían sin conocer un producto tan innovador como el que él les podía brindar.

  • Microsoft: Reconocida marca por su creador Bill Gates, sinónimo del creador de la computadora personal. Desde sus inicios fundó su empresa trabajando sólo con empleados del más alto nivel académico. Se esforzó para que el proceso de selección de los candidatos fuese exigente a los fines de conseguir a los profesionales más sobresalientes del mercado. Por otro lado, otra estrategia fundamental de su negocio fue generar pequeños grupos de trabajo para la resolución de grandes problemas.

  • Google: Los creadores de Google, el mayor buscador en Internet, comenzaron a idear este monstruo de los negocios con tan sólo 23 años de edad. La clave del éxito se basó en la innovación y en el desarrollo del capital humano de su empresa.

  • Facebook: Otro emprendedor que a sus 20 años, siendo un estudiante universitario, logró revolucionar la forma de relacionarse entre las personas. Su inteligencia y obsesión por los negocios lo llevaron derecho a la cima sin escala.

Claro está que tener tu propio negocio puede resultar increíble y a la vez estremecedor. Pensar en todos los obstáculos que cada emprendedor tuvo que atravesar al comienzo puede ser desmotivador, sin embargo, al ver los resultados podemos decir que vale la pena el esfuerzo.

En caso que consideres que tenés entre manos un excelente proyecto para sacar a la luz no dudes en consultar los créditos que Vivus puede ofrecerte para hacer realidad tu sueño. Generalmente es necesario realizar una inversión inicial y Vivus puede darte esa ayuda económica que se amolde mejor a tu bolsillo y capacidad de pago. No dejes de averiguar todos los detalles para solicitarlo.

13/05/2018