Oportunidades de una Empresa

Dentro de un análisis de los factores externos que afectan a una organización empresarial se encuentran las oportunidades de una empresa. Conocerlas y ser capaces de aplicarlas en nuestro negocio es fundamental para alcanzar el éxito y construir una estrategia empresarial, adecuada y eficaz.

En este artículo te contaremos qué son las oportunidades de una empresa, cuáles son sus características, cómo identificarlas y te daremos algunos ejemplos que se adaptan a la mayoría de los sectores e industrias.

Oportunidades de una empresa: ¿Qué son?

Conocer qué son las oportunidades de una empresa y saber identificar cuando se presentan puede significar, en muchos casos, la diferencia entre el fracaso o el éxito empresarial.

Las oportunidades de una empresa se dan en su propio entorno, y son una serie de factores positivos que se generan en el exterior de la empresa, y que al ser reconocidos deben ser aprovechados por medio de una buena estrategia empresarial de manera que se puedan transformar en beneficios.

Algunas de las oportunidades que puede hallar una empresa son las siguientes:

  • Nuevas tecnologías que favorezcan y mejoren la producción.
  • Un crecimiento del mercado.
  • La apertura de nuevos mercados.

Normalmente las oportunidades de una empresa se identifican mediante la elaboración de un análisis DAFO o FODA. El cual identifica tanto los factores externos como internos de una empresa.

Como dijimos antes, las oportunidades son un factor externo, que si se aprovechan puede significar el crecimiento de una empresa y su desarrollo, o bien su estancamiento y declive si no son tenidas en cuenta.

Definición de oportunidades

Básicamente, en el ámbito empresarial, al hablar de oportunidades nos referimos a la posibilidad de mejorar una empresa. Son factores positivos que pueden ser explotados para mejorar la situación y la rentabilidad y beneficios de la misma.

Para poder aprovechar las “oportunidades de una empresa” es necesario plantearse algunas cuestiones, tales como:

  • ¿Qué cambios tecnológicos se pueden estar dando que afecten a nuestro negocio y su desempeño?
  • ¿Qué cambios o modificaciones se están dando en las normativas legales y/o políticas que puedan favorecernos?
  • ¿Qué modificaciones están ocurriendo en el estilo de vida y en los patrones sociales de nuestros clientes potenciales?
  • ¿Qué nuevas tendencias de mercado están apareciendo que puedan significar una mejora o una oportunidad para nuestro negocio?
  • ¿Qué factores o circunstancias se están dando en la economía regional en la que está nuestra empresa?

Las respuestas a estas preguntas nos darán pistas sobre las oportunidades que podemos estar desaprovechando.

oportunidades-de-una-empresa-como-identificarlas

Oportunidades de una empresa: ¿Cómo identificarlas?

Para poder identificar las oportunidades de una empresa se debe estar en contacto directo con el contexto externo de la misma. Y una vez reconocida e identificada la oportunidad, el empresario debe ser capaz de valorar si realmente significa un cambio o mejora significativa para la empresa o no y, en caso afirmativo, con base en ello deberá definir una nueva estrategia empresarial para aprovecharla.

Pero identificar una oportunidad para una empresa no solo se trata de esperar a que dicha oportunidad aparezca frente a nosotros, por ejemplo con la apertura de un nuevo mercado o un cliente descontento, sino que además hay que buscar diferenciarse de los competidores, y realizar de manera proactiva análisis e investigaciones como los análisis FODA o análisis de la competencia.

Características de las oportunidades

Una de las principales características de una oportunidad para una empresa es que dicha oportunidad puede ser transformada en una ventaja competitiva.

También se puede evaluar una oportunidad con relación a su capacidad de ser una posibilidad de mejora de la rentabilidad de la empresa y de incrementar el volumen de sus negocios y ganancias.

Según los expertos, al realizar un análisis DAFO o FODA no existen un número concreto de oportunidades que se puedan contabilizar, sino que de hecho hay que analizar y evaluar todas las que seamos capaces de identificar.

Principales oportunidades de las empresas hoy en día

Según la consultora Ernst & Young, existen diez oportunidades principales a las que casi cualquier empresa deberá enfrentarse, a saber:

  1. Realizar mejoras en la ejecución de las estrategias de negocio en todas las áreas de la empresa.
  2. Invertir en herramientas, procesos y formación con el fin de mejorar la productividad.
  3. Invertir en nuevas tecnologías.
  4. Innovar en servicios, productos y operaciones con el fin de satisfacer mejor al mercado.
  5. Estar atentos y aprovechar el crecimiento de los mercados emergentes.
  6. Invertir en nueva tecnología verde.
  7. Mejorar y potencializar las relaciones con los inversores mediante nuevas y mejores prácticas.
  8. Analizar e invertir en nuevos canales de marketing.
  9. Estar atentos a las fusiones y adquisiciones de los competidores y también a aquellas que nuestra empresa puede llevar a cabo.
  10. Apostar a la creación de proyectos públicos-privados.

Tener en cuenta todas estas variables puede hacer una gran diferencia en el futuro inmediato de casi cualquier compañía.

Es importante tener presente que las oportunidades de una empresa no son algo que se pueda generar desde adentro de la misma empresa, sino que simplemente aparecen o se presentan y debemos estar preparados para aprovecharlas y hacer algo positivo con ellas.

Ejemplos de oportunidades de una empresa según el tipo de organización

De acuerdo al sector en el que se encuentre una empresa, se podrán hallar diferentes tipos de oportunidades con sus propias características. En primera instancia, no todas las empresas tienen los mismos objetivos, pero normalmente en función de estos, sean cuales sean, se pueden prever diferentes oportunidades. Veamos algunas de ellas.

  • Oportunidades políticas

Afectan a la mayoría de las empresas y se dan cuando hay cambios o modificaciones en las leyes. En ocasiones estos cambios pueden significar la apertura de nuevos mercados que estaban cerrados, y/o la posibilidad del crecimiento del volumen de mercado.

Tener en cuenta las oportunidades políticas es fundamental en la mayoría de las empresas, independientemente de la industria o sector en la que se halle.

  • Oportunidades demográficas

Es importante analizar los cambios que se puedan dar con relación a las características demográficas que tenga el lugar o la zona donde se desenvuelva la empresa.

Ya que esto determinará que modificaciones o adaptaciones se deban hacer en la estrategia empresarial y de comercialización, afectando incluso otras áreas como por ejemplo producción, planificación y distribución.

Siempre la estrategia empresarial debe ser llevada a cabo en función del target o cliente potencial, y basándose en ello definir qué tipo de productos o servicios se ofrecerán.

  • Oportunidades medio-ambientales

En la actualidad abrazar las energías renovables y ayudar en la reducción de la contaminación puede ser una muy buena jugada, que no solo beneficie al planeta y a sus habitantes, sino que además favorezca la imagen y la marca de la compañía, logrando una diferenciación.

Hoy en día, crear un producto u ofrecer servicios de calidad amigables con el medio ambiente puede ser una muy buena apuesta y una estrategia empresarial acertada.

  • Oportunidades tecnológicas

La tecnología es una buena aliada para la mayoría de las empresas, independientemente del sector o industria en el que se encuentre, y normalmente puede brindar buenas y nuevas oportunidades.

En este sentido es importante buscar insuficiencias en el mercado, tratar de identificar productos que tengan fallos o problemas, o servicios que puedan mejorarse, y en general todo aquello que sea perfectible, y apoyándose en la tecnología facilitar la mejora de productos y servicios.

Conclusión

Cuando una persona comienza una empresa lo hace con el objetivo de asentarse en el mercado, crecer, consolidarse y mejorar cada vez más su posición en el mismo.

En este sentido aprovechar las oportunidades de una empresa puede cambiar el rumbo, y marcar la diferencia entre el éxito del negocio o su fracaso.

Hoy en día, en un mundo súper competitivo, aprender a identificar y reconocer las oportunidades que puedan darse en el contexto en el que se desenvuelve la empresa es de suma importancia para la supervivencia y el crecimiento de la misma.

Por ello es muy importante capacitarse y realizar cursos para emprendedores que te enseñen todo lo relacionado con los negocios, el marketing, las ventas y el mundo del emprendimiento. Si querés iniciar un nuevo negocio podés ver nuestros artículos sobre cómo hacer tu propia startup y emprendimientos exitosos.

09/03/2020