Prestamistas o microcréditos: diferencias

Por lo general, los asuntos financieros se pueden manejar con el salario mensual; sin embargo, pueden surgir circunstancias imprevistas que requieran de asistencia financiera. En este sentido, existe un gran número de opciones para solventar estos reveses monetarios: bancos, entidades de microcréditos, prestamistas…

Además del sistema financiero clásico se encuentran los prestamistas particulares. Ambos poseen grandes diferencias en cuanto a sus reglas, condiciones y la relación entre ambas partes. Para ayudarte a aclarar tus dudas y elegir la opción más adecuada, te compartimos algunos datos que diferencian a los prestamistas particulares de los bancos.

¿Por qué algunas personas acuden a los prestamistas particulares?

La respuesta depende de la situación especial de cada persona. Si tenés una necesidad urgente de dinero, podrías pensar que el prestamista particular quizá sea tu mejor opción. Podrá proporcionarte dinero de manera más rápida lo que te ahorrará etapas de procedimiento. Es verdad que los prestamistas no son tan rigurosos con los requisitos previos para acceder al préstamo, pero es importante conocer los potenciales riesgos.

¿Diferencias entre prestamistas particulares y sistema financiero tradicional?

La mayoría de los prestamistas particulares de dinero tienen cargos ocultos como tarifas de procesamiento, intereses fluctuantes, tarifas de interés fijas, cargos por cierre, penalización por cierre prematuro, entre otros.

No es que los bancos no lo hagan, pero el mercado bancario está mejor regularizado con más restricciones, mientras que el mercado de prestamistas no llega a esos niveles de seguridad. Esto ocurre porque los bancos forman parte de un sistema financiero más formal, que es importante para el país, y por este motivo deben ser transparentes para no dañar la calificación crediticia del país en el cual ejercen operaciones o para no perjudicar a sus depositantes.

Por otra parte, en el caso de los prestamistas particulares, los mecanismos de cobro en caso de incumplimiento son de gran incertidumbre. Esto quiere decir que si no cancelás una de las cuotas del préstamo en un banco aún podrás dormir tranquilo, pero si no pagás a un prestamista podría ser más complicado. Suelen tener tácticas más persuasivas para cobrar la deuda. La naturaleza de los prestamistas particulares en el mercado es riesgosa y se basa en la desconfianza.

En este sentido, podemos concluir que el sistema financiero formal es más transparente. Sumado a esto, los bancos suelen dar ciertos beneficios a sus clientes como ser por el uso de las tarjetas de crédito o débito. En contraste, los prestamistas particulares suelen ser más discrecionales, pudiendo modificar las tasas de interés de los créditos sin mucha antelación. Asimismo, rara vez dan algún beneficio al cliente.

Opción de microcréditos versus prestamistas particulares

Existe una gran diferencia entre ambas modalidades para obtener préstamos de dinero. Ya dijimos que una de las razones por la cual las personas solicitan créditos a prestamistas particulares es por la rapidez y que requieren, por lo general, menos requisitos. Sin embargo, Vivus puede ofrecerte un servicio financiero de igual rapidez y fácil acceso con la gran diferencia que te brindará una seguridad que ningún prestamista particular te podrá dar.

De esta forma te podrás ahorrar largas filas de banco o el sentirte inseguro a la hora de negociar las cláusulas del préstamo con los prestamistas particulares. Vivus ofrece conseguir préstamos online que en un par de pasos te permitirán, de forma rápida y sencilla, acceder al dinero que necesitás para esa situación excepcional que estás atravesando.

11/06/2018