Préstamos prendarios vs. Microcréditos online

Hay una notable tendencia a tomar algunos atajos cuando se trata de financiamientos. La razón es sencilla, las entidades bancarias tienen sus exigencias y en algunas ocasiones los potenciales clientes no pueden completar los requisitos por una u otra razón. Es en esos escenarios es que aparecen los llamados préstamos prendarios.

Algunos bancos utilizan este concepto cuando ofrecen créditos para vehículos, poniendo la nueva unidad recién adquirida como garantía y mejorando las condiciones de contratación del préstamo. Sin embargo, los préstamos prendarios son manejados por empresas al mejor estilo de las casas de empeño. ¿Qué significa esto? Que el solicitante del dinero tiene que entregar un bien cuyo valor es más alto que el préstamo otorgado y se determina que la cifra financiada estaría entre un 40% a 70% de su valor real.

El objeto entregado es realmente la garantía que soporta el crédito solicitado. En el caso de tener problemas para realizar la devolución del monto requerido, más sus intereses, el riesgo se torna tan grande que podés perder esa prenda sin ningún tipo de consideraciones. Claro está, si el importe conseguido del objeto supera a la deuda, el prestamista procede a devolverle al deudor el dinero restante luego de liquidar la totalidad de los gastos incurridos.

La diferencia entre préstamos prendarios y microcréditos

Por lo mencionado anteriormente, los préstamos prendarios se diferencian de otros en los que no se necesita dar un bien a cambio. En cambio, solicitar un microcrédito representa una clara ventaja por su accesibilidad y rapidez al momento de la evaluación y de su entrega. Los requisitos varían dependiendo de cada entidad.

Es importante considerar que en el camino te encuentres con un obstáculo como aparecer en las listas de morosos en las que nadie desea estar. Un ejemplo de ello, es estar en la base de datos del “Veraz” cuyo propósito es ofrecer información valiosa de las personas que poseen deudas impagadas con entidades bancarias u otras compañías. Te invitamos a leer nuestro post sobre cómo salir del Veraz.

A la hora de evaluar acceder a un microcrédito deberás saber cuál es tu capacidad de pago y ser ordenado para pagar las cuotas del microcrédito a tiempo. Ser realista con cuáles son tus ingresos y sólo recurrir un microcrédito de forma excepcional para no cargar con obligaciones imposibles de cumplir en el futuro.

En caso que estés en esta situación, necesitando acceder al dinero que te falta para cubrir los gastos que tenés en mente, Vivus puede ofrecerte la ayuda que necesitás. Los microcréditos de Vivus son de fácil acceso que se adaptan a tus necesidades. ¡No dejes de averiguar las diferentes ofertas de microcréditos que Vivus tiene para vos!

30/05/2018