Préstamos rápidos para monotributistas

¿Cómo conseguir un préstamo rápido para monotributista?

Si sos monotributista y estás buscando un préstamo rápido, en esta nota te vamos a contar cuál es tu mejor opción.

En la actualidad, para los monotributistas acceder al crédito es una misión imposible. Los bancos no tienen líneas crediticias creadas para ellos. Y si tenemos en cuenta que una porción importante de la sociedad argentina es monotributista, esto es un verdadero problema.

Sin embargo, hay opciones disponibles en la actualidad que resultan extremadamente convenientes para los trabajadores autónomos. Las oportunidades que brinda Internet y la facilidad de acceso al crédito en un mundo globalizado, han abierto innumerables puertas para quienes antes quedaban afuera.

Específicamente estamos hablando de los préstamos online, pero, debido a que el mundo de los créditos por Internet es amplio y, a veces, completamente desconocido, podrías tener dudas. Por eso, a continuación veremos qué son los préstamos online, cómo funcionan y cuál te conviene más.

Un método sencillo, rápido y eficaz

El mundo siempre fue igual de grande. Lo que cambió fue la cantidad de oportunidades y opciones que hoy tenemos disponibles. Hace unos pocos años si necesitabas plata y eras un trabajador autónomo tenías que recurrir a un familiar, amigo o prestamistas de dudosa reputación.

Hoy en día ya no es así.

Las oportunidades que nos dan los préstamos rápidos de Vivus permiten que puedas acceder al dinero de forma rápida, sencilla y segura. Y lo que es mejor: sin ningún requisito molesto.

¿Dónde está el truco? Justamente en que no hay truco. No hay letra chica. El monto lo establecés vos y lo devolvés a los 30 días máximo.

Pero vamos paso a paso y veamos cómo sacar un préstamo para monotributistas en Vivus:

Para conseguir tu préstamo rápido sólo debes seleccionar cuánto dinero querés, el plazo de devolución y después llenar un simple formulario con algunos datos personales. Estos datos son los estrictamente necesarios para hacerte el depósito.

El máximo de plata que podés pedir es de 6000 pesos. ¿El mínimo? 1000. Como verás, las cifras no son enormes pero sí apropiadas para esos momentos en los que necesitás una ayuda. Esto hace que te sea más fácil administrarte.

El plazo máximo para devolver el préstamo es de 30 días. Pero tranquilo: si no llegás a pagar en ese plazo, Vivus te da la opción de pedir una prórroga. ¿No es genial?

Después hay que esperar la aprobación de la solicitud. No te preocupes. Se te avisa por mail o mensaje de texto. Una vez aprobado, sólo te queda esperar el depósito en tu cuenta.

Como ves, los préstamos rápidos de Vivus son ideales para monotributistas. Y también para cualquier persona que no puede acceder al crédito tradicional o que está cansada de hacer largas filas y rogar por un dinero que, tal vez, nunca llegará a tener.

02/08/2017