Qué es la inflación

Debido a la actual incertidumbre que se vive en la economía del país, muchos ciudadanos se preguntan cuáles son las mejores formas de cuidar el bolsillo. Hay quienes, por ejemplo, se proponen controlar sus gastos diarios de manera rigurosa para poder mantener una economía ordenada y así poder proyectar a futuro cómo administrar el dinero.

En los últimos meses, se ha registrado un aumento en el interés de las personas por entender qué es puntualmente la inflación. Muchas personas recurren a información online para entender mejor qué pasa con los fenómenos que afectan al país, hay muchos que recurren a podcasts financieros para mantenerse al tanto de diferentes temas importantes de la actualidad financiera, muchos lo hacen para poder informarse antes de tomar decisiones importantes. En Vivus te traemos un resumen sobre qué significa este fenómeno que ataca tan fuerte a nuestro país.

En resumidas palabras, ¿qué es la inflación?

Según la plataforma de Wikipedia, la inflación es “el aumento generalizado y sostenido del nivel de precios existentes en el mercado durante un período de tiempo, cuando el nivel general de precios aumenta. Esto por culpa de la devaluación de la moneda Es decir, que la inflación refleja la disminución del poder adquisitivo de la moneda: una pérdida del valor real del medio interno de intercambio y unidad de medida de una economía”.

En diversos países del mundo se ha desarrollado un interés por ahondar más en el estudio sobre las causantes de la inflación. Ya que la inflación es la culpable de diversas distorsiones económicas, incluso en los países más industrializados.

El estudio de la inflación es muy importante, sobre todo ya que el control de los costos es vital para cualquier empresa y sin información precisa sobre los costos es posible que se produzcan grandes desajustes económicos. La inflación puede desajustar la economía de una empresa, y de igual manera, puede llevar a una nación a tener grandes costos monetarios y sociales.

Hay efectos negativos y positivos de la inflación. Los efectos de la inflación en una economía son diversos. Por ejemplo, los efectos negativos de la inflación son la disminución del valor real de la moneda a través del tiempo, la dificultad del ahorro y el desaliento de la inversión producto de la incertidumbre sobre el valor futuro del dinero, y finalmente, la escasez de bienes. Uno de los principales efectos positivos es la posibilidad de comerciar con el extranjero de una forma más barata.

La historia de la inflación en Argentina

Hace tres décadas atrás, la economía argentina pasaba por un proceso inflacionario muy difícil de erradicar. Este proceso se había iniciado en el año 1982, este fue un año en el que se hizo más profunda la crisis económica, luego se cayó en default de deuda. El contexto general era la derrota en la Guerra de Malvinas.

En ese año la inflación anual que se registró por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) sumó un 343,5% y en 1983, un 433,7% anual. Luego, varios años nos sacudieron con inflación astronómica: 688% en 1984, 385% en 1985, 388% en 1988, hasta los máximos de la "híper", de 3.079,5% en 1989 y 2.314% en 1990.

La Argentina retomó en 2018 y 2019 un proceso inflacionario de menor escala que el anterior, pero de todas formas muy preocupante. Estamos frente a una inflación anual de 54,7% en marzo de 2019, la población sufre por la aceleración de precios domésticos, que es la más grande desde el 76% interanual registrado enero de 1992. Del gobierno de Carlos Menem, fue consolidada la Convertibilidad, la inflación comenzó a descender a 41,6% interanual en febrero de 1992 y a 30,2% en marzo de 1992.

La inflación en Argentina: en 2018 una inflación del 47,6%, la más alta en 27 años

Argentina y Venezuela, son dos casos extremos, ya que son los únicos países latinoamericanos que actualmente cuentan con los precios fuera de control. En el caso de Argentina, se trata de un problema crónico que viene desde 1945. En las décadas que siguieron, con excepciones ocasionales, el déficit fiscal hace que se recurra de forma habitual a los talleres de impresión del Banco Central. Los registros indican que los precios fueron casi continuamente hacia arriba, mientras que el peso, fue hacia abajo.

¿Qué pasó en 2018?

Primero, el actual gobierno de Macri suavizó su objetivo de inflación para el año, del 12% al 15%, en nombre de una política de "ajustes graduales". Esto fue visto como una mala señal por los inversores, y estos corrieron a cambiar pesos por dólares. Esto mismo hicieron muchas personas en Argentina. La devaluación dio fuerza a la subida de la inflación. La deuda externa del Estado volvió a ser elevada - actualmente se acerca al 80% del Producto Interior Bruto - el déficit comercial era rampante y en el mes de mayo, con los mercados financieros internacionales cerrados ante las demandas de Argentina, no hubo otra opción más que recurrir al FMI y activar un ajuste recesivo.

En el mes de septiembre se necesitó conseguir del FMI un aumento del préstamo que fue de los 50.000 a los 57.000 millones, y también una mayor presteza en las entregas.

En ese momento, el banco central anunció que se aplicaría una política de intereses muy altos, que llega hasta el 70%, y se emprendió una retirada de pesos del mercado, con el objetivo de poner un freno a la crisis cambiaria. La consecuencia de esto ha sido la recesión.

A principios del año 2019, se anunció que la crisis económica actual en Argentina ya tiene números históricos. Argentina es un país que históricamente ha sido propenso a sufrir de inflación. En la actualidad, se trata del aumento anual más alto desde 1991, que registró una tasa de 84%. El Instituto Nacional de Estadística y Censos de la República Argentina (INDEC) divulgó cómo fue la inflación de diciembre de 2018. En ese mes, los precios aumentaron en un promedio de 6,5%, con lo que la tasa anual fue de 47,6%.

14/05/2019