Seguros para el hogar

Cada vez son más las personas y familias que deciden contratar un seguro para el hogar. Las razones varían mucho dependiendo de la historia personal de cada uno y de la situación actual por la que estés atravesando. Por ejemplo, están aquellos que han sufrido un robo dentro de sus hogares y, a falta de seguro de hogar, no han podido recuperar ningún bien hurtado.

A continuación, te contamos cuáles son los tipos de seguros para hogares más contratados que te ayudarán específicamente en caso de sufrir algún siniestro que lo cubra.

  • Seguro contra robo dentro del hogar

Este tipo de seguro es el mayormente contratado en la actualidad que te dará la seguridad de salir de tu casa sin miedo de dejar tus cosas más valiosas luego de cerrar la puerta con llave.

En este tipo de pólizas, como en cualquier otra, es necesario leer la letra chica. Asegurate de cumplir con todos los requisitos necesarios para que la cobertura de cualquier siniestro pueda estar cubierta. Por ejemplo, hay pólizas que requieren que tengas rejas externas en cada ventana, lo que significaría cambiar el diseño de la casa para que, en caso de robo, tu hogar tenga la cobertura asegurada.

Por otro lado, será necesario que te asegures, al momento de tomar el seguro para el hogar, qué bienes serán cubiertos. Puede suceder que para tener asegurado la reposición de electrodomésticos, o de alhajas, joyas o relojes tengas que solicitarlo específicamente y esto modifique el monto de tu póliza.

  • Seguro contra incendio del inmueble

Este seguro para el hogar es esencial, sobre todo en el caso que vivas en un edificio. ¿Por qué? La respuesta está relacionada al estado de los cables internos del edificio en general, lo que puede excederse muchas veces.

Puede suceder que entres a vivir en un departamento que crees que tiene todos los cables y tuberías en perfecto estado, pero si pudiéramos picar la pared te sorprendería encontrar tuberías de hace más de 50 años que no se han cambiado nunca. Cuestiones como estas suceden todo el tiempo, y son los mayores promotores de incendios en edificios muy antiguos. Una falla eléctrica y en un seguro tu casa se transforma en la fogata del barrio.

Para evitar este tipo de situaciones estresantes lo mejor será tomar un seguro contra incendio para el hogar que te permita vivir con la tranquilidad que necesitás.

  • Seguro por remodelación

Si estás pensando en hacer refacciones significantes en tu hogar, te damos una gran idea para remodelar tu casa: sacá un seguro por daños y perjuicios a linderos y de responsabilidad civil.

Por lo general, este tipo de seguros son los obligatorios a la hora de construir una casa o un edificio. Son ideales para cubrirte en caso de que alguna de las reparaciones internas o externas a tu hogar, como ser la fachada, puedan afectar a algún vecino lindero o un transeúnte que se vea afectado por la caída de un escombro. Parece exagerado pero los accidentes pasan, y los errores de cálculo suceden más seguido de lo que pensamos.

Por ejemplo, nunca falta el vecino que toca a tu puerta quejándose de que la pared lindera se está agrietando o le está ingresando humedad como consecuencia de tu refacción. Para estos casos, la póliza de seguro te permite cubrir este tipo de situaciones y evitar lidiar con vecinos quejosos.

¿Cuáles son los beneficios de los seguros para el hogar?

Veamos a continuación cuáles son los beneficios de contratar un seguro para el hogar:

  • Cuida tu patrimonio

Nuestro hogar representa un lugar seguro donde poder vivir y crecer solo o acompañado. Sin embargo, no sólo representa un techo sino también un espacio seguro donde poder vivir, dejar nuestras pertenencias y guardar nuestros recuerdos más preciados.

Si no podemos tener la certeza de que cuando no estamos en casa o, si lo estamos, que corremos peligro de que todas nuestras pertenencias se puedan perder por culpa de un robo o un incendio, algo no está bien. Por este motivo, es que contratar un seguro para el hogar es la mejor opción para asegurarse que nuestras pertenencias, inversiones y valores más preciados, tengan el cuidado que se merecen y que en caso de desaparecer seremos reembolsados, al menos de forma monetaria por su valor.

  • Afrontar gastos adicionales

Ante siniestros graves, como puede ser un daño y perjuicio a un vecino por la refacción en nuestro hogar, no sólo tenemos que afrontar los gastos de reparación de nuestra propiedad; sino que también tenemos la obligación de responder ante los daños a los linderos y posibles gastos de asesoramiento legal para solucionar la cuestión.

Ante estas situaciones, al contratar un seguro para el hogar te permitirá dormir tranquilo y dejar en manos de la compañía aseguradora de que se encargue de lidiar con los abogados de los vecinos, así como también coordinar las reparaciones con los propietarios de los inmuebles quitándote una preocupación. Este es uno de los mejores beneficios de contratar un seguro para el hogar, que no sólo cuidarás el valor de tus pertenencias, sino que también cubres posibles gastos extras que tenés que afrontar como consecuencia del siniestro sufrido.

  • Estar cubiertos fuera del hogar

Algunos seguros para el hogar, te permiten adquirir extensiones en caso que te encuentres fuera de tu casa por cualquier inconveniente que puedas tener camino a casa. Como por ejemplo, algunos seguros extienden su cobertura de seguro para el hogar si sufrís un robo en la puerta de tu casa, al entrar o al salir de ella. Cuestiones que no podés evitar y te toman por sorpresa, donde lo más seguro es que en ese instante puedas perder como mínimo la billetera y el celular.

Situaciones de impotencia como la comentada pueden ser cubiertas por un seguro de hogar y, luego de hacer la denuncia a la policía, podrás solicitar a tu compañía de seguro que te devuelva el valor de tus pertenencias para poder volver a tu vida cotidiana sin mucho problema adicional.

11/12/2018