Sembrar en casa: 6 consejos + 5 ideas para tu huerto

Tener un huerto es una experiencia inigualable que te permitirá cultivar tus propias verduras, hierbas y hortalizas. No obstante, antes de pensar en sembrar en casa, debés decidir cuál será el espacio y el lugar adecuado, según lo que desees plantar.

Tener esto en cuenta es muy importante porque se debe considerar el grado de luz natural necesaria para garantizar el desarrollo del cultivo, así como otros factores que te contaremos a continuación.

Además, no tenés necesariamente que gastar mucho dinero, ya que incluso podés utilizar materiales reciclados. Todo va a depender de lo que querás sembrar.

Por otra parte, podés variar lo que sembrés según la estación del año, pudiendo plantar incluso frutales de temporada.

Así que si querés sembrar en casa, estás en el lugar indicado, en este artículo te vamos a contar qué debes tener en cuenta.

¿Cómo tener un huerto en casa?

Para poder tener un huerto en casa, se deben tomar en consideración algunos elementos que determinarán en gran medida el éxito o el fracaso de lo que se siembre.

Realmente no es difícil, solo es cuestión de tener presente algunos puntos básicos, que te contamos a continuación, para que tu proyecto de huerto se haga realidad.

  • Contar con suficiente luz natural

La luz solar es alimento y vida para las plantas. Por lo que, aunque no reciba directamente esta iluminación, el huerto debe tener, en líneas generales, al menos entre seis y ocho horas de luz al día.

  • Toma de agua cercana

También es muy importante tener en cuenta que vas a necesitar agua cerca de tu huerto.

Dependiendo del tipo de verdura, hortaliza o hierba que plantes vas a necesitar suficiente agua en las mañanas y, quizás también, en las tardes. Por lo que disponer de agua cerca de tu huerto te va a permitir ahorrar esfuerzo al realizar la labor de riego.

  • Un buen sistema de drenaje

Así como la falta de agua puede acabar con la vida de tus plantas, el exceso de esta puede igualmente generar graves daños que podrían ser irreparables.

Por ello, debés tener un espacio de desagüe que vaya a unas bandejas donde podás recoger el agua de riego que no es absorbida, la cual incluso podrías aprovecharla para regar posteriormente.

Si usas macetas aseguráte que tengan orificios en el fondo para que el agua drene.

  • La tierra adecuada

La tierra que uses tiene que ser rica en nutrientes. Por eso, al elegirla tené en cuenta que podés combinar distintos tipos de sustratos o abonos según lo que vayas a plantar.

Para no errar en esta parte podés pedir asesoramiento en un vivero cercano a tu hogar.

Asimismo, la tierra tiene que ser esponjosa de modo que permita que el oxígeno entre y, además, pueda mantener la humedad.

  • ¿Brotes o semillas?

Te recomendamos que si no tenés experiencia en la jardinería y querés ver resultados rápido empecés con brotes.

No obstante, hay algunas hortalizas como el nabo o la zanahoria que no permiten hacer eso. Los tomates, la lechuga o las cebollas, por ejemplo, si lo permiten. Cuando sembrés los brotes, tené mucho cuidado con no estropear las raíces.

  • Aprendé a conocer a tus amigos y a tus ¡enemigos!

Tus plantas recibirán visitantes, y por ello es importante que leas un poco y te informes sobre quienes serán tus amigos y quienes tus enemigos. Por ejemplo, uno de tus enemigos podría ser los pulgones, que son unos parásitos que pueden terminar con tu huerto si los dejás.

En cuanto a tus amigos, serán por ejemplo las abejas o las mariquitas; éstas últimas te ayudarán a controlar plagas.

Esos son los seis principales factores que debes tener en cuenta al comenzar tu huerto.

Por otro lado, tenés que pensar en qué vas a plantar. Para ayudarte te dejamos cinco ideas que te pueden interesar.

Sembrar en casa - Photo by Arnaud Weyts on Unsplash

¿Qué podés sembrar en casa?

Definitivamente sembrar en casa es mucho más que solo una satisfacción personal. Ya que se trata de una manera de aprender acerca de los alimentos que te gustan y a la vez te permite ahorrar dinero.

Sin embargo, no todas las frutas, hortalizas y verduras pueden ser plantadas en un huerto familiar. De modo que tenés que elegir las que tengan ciertas características que les permitan adaptarse al pequeño espacio que se les va a asignar.

A continuación, te contamos cuáles son algunas plantas ideales para sembrar en casa.

  • Aguacate o Palta

Si ya estás decidido o decidida a sembrar en casa, una buena idea puede ser plantar aguacate, porque es sumamente sencillo.

Solo tenés que utilizar el hueso o semilla interna que trae. El cual debe ser colocado durante un mes en agua de manera tal que éste se ablande.

Te recomendamos clavarle cuatro palillos en forma de cruz, para que se mantenga una parte a flote y solo la base de la semilla esté en contacto con el agua.

Pasado los 30 días tenés que sacar la semilla y romper la corteza, y ya debería haber comenzado a germinar. El paso siguiente es proceder a plantarlo y esperar a que crezca.

Por tratarse de un árbol, vas a tener que podarlo constantemente de manera tal que se adapte al espacio disponible en tu huerto familiar.

  • Riego: constante.
  • Luz: semi sombra.

  • Jengibre

A la hora de decidir qué sembrar en casa, el jengibre es ideal, ya que tiene la particularidad que germina prácticamente sin ayuda. Incluso como sus ramas son muy delgadas y finas puede ser usada como una planta ornamental mientras la raíz crece.

Solo tenés que abrir un hueco, en la tierra, con una profundidad tal que tape un trozo del jengibre y comenzar a regarla.

  • Riego: constante.
  • Luz: semi sombra.

  • Lechuga

Para producir bastantes matas de lechuga solo tenés que cortar las bases de los corazones y colocarlas en recipientes con poca agua.

Luego de dos semanas, sembrarla, cubriéndola con tierra, y solo dejando el brote en la superficie.

  • Riego: constante.
  • Luz: antes de brotar debe estar en sombra y cuando comienza a crecer en semi sombra.

  • Pimientos

Esta es otra buena opción a tener en cuenta, ya que es muy sencillo.

Si querés sembrar en casa algunos pimientos, tenés que tomar las semillas y colocarlas cubiertas de tierra en pequeños recipientes. Y esperar nueve días para que comiencen a germinar.

Una vez hayan germinado, cuando tienen unos doce centímetros de altura, los tenés que trasplantar al huerto.

  • Riego: constante.
  • Luz: constante pero no en exceso.

Sembrar en casa - Photo by Desi Min on Unsplash

  • Apio

En este caso, se toma la parte inferior del apio, y se sumerge en agua hasta que comienzan a brotar las raíces.

Mientras las raíces brotan tenés que cambiar al agua cada tres días. Una vez hayan brotado, las sembrás en el huerto, y las tenés que regar de manera constante.

  • Riego: constante.
  • Luz: directa o semi sombra.

Conclusión: Sembrar en casa

Tené en cuenta que si sembrás algo que te guste y te interese vas a tener más probabilidades de perseverar con tus cultivos.

Ahora ya tenés las claves más importantes para hacer tu huerto en casa. Y algunas ideas de qué podés plantar.

Cultivar tus propias verduras, hierbas y hortalizas es muy gratificante, y no es nada difícil. Solo tenés que dedicarle algo de tiempo y ¡mucho amor!

Te instamos a que leas e investigues más, si querés sembrar en casa y tener tu propio huerto urbano.

Por otro lado, te queremos dejar algunos otros posts que podrían resultarte de interés, por ejemplo, comer saludable en casa que será más sencillo si incluso tienes tu propio huerto, ahorrar al comparar precios en el supermercado de donde podrás sacar de la lista lo que ya tengas sembrado en casa y cómo reducir gastos en el hogar, donde te dejamos 10 trucos para lograrlo.

10/06/2020