Opciones de tarjetas de crédito para estudiantes

La vida como estudiante es una etapa increíble para cualquier persona. Además de iniciar tu preparación para convertirte en un profesional, también es la etapa en la que comienzas a querer ser un poco más independiente de tus padres, principalmente en el ámbito económico. Si este es tu caso, has llegado al lugar correcto, te explicamos todo sobre lo que puede llegar a ser una solución para ti: una tarjeta de crédito para estudiantes.

En este post te explicamos cuáles son los requisitos necesarios para contar con una tarjeta de crédito para estudiantes y cómo organizar tus gastos e ingresos de manera tal que tener una tarjeta de crédito sea una opción completamente viable para ti y no tengas problemas al asumir este compromiso financiero.

Hablemos sobre la opción de contar con una tarjeta de crédito para estudiantes

Los gastos de llevar una vida independiente como estudiante pueden llegar a ser importantes y suelen incrementar a medida que se va avanzando en los estudios. Los más comunes, y con los que fácilmente te puedes sentir identificado, son:

  1. Inversión en la compra de una buena computadora
  2. Pagar la matrícula
  3. Comprar libros
  4. Sacar copias
  5. Imprimir documentos

Además, si te encuentras asistiendo a clases fuera de tu ciudad natal, también debes incluir en la lista los gastos de alquiler, comida y transporte.

Siendo así, organizarte y plantearte un plan financiero que te permita cubrir todos estos gastos puede ser abrumador. Sin embargo, existe una solución que te puede ayudar a afrontar este desafío, optar por una tarjeta de crédito para estudiantes.

¿Por qué deberías optar por una tarjeta de crédito para estudiantes?

Lo primero que muchas personas piensan cuando desean optar por una tarjeta de crédito para estudiante o un préstamo con tarjeta de crédito es que es necesario tener un trabajo de tiempo completo o un salario bastante bueno, pero te podemos asegurar que esto no es del todo cierto, ya que múltiples entidades financieras a través de programas de préstamos especiales, se encargan de ofrecer diferentes opciones para optar por una tarjeta de crédito con límite de financiamiento, el cual se puede ajustar fácilmente a tu nivel de ingreso.

Varios de estos programas están especialmente dirigidos a estudiantes que, mientras toman sus clases, también tienen un empleo a medio tiempo en una empresa o trabajan como entes independientes. Incluso, algunas compañías de préstamo consideran otorgar una tarjeta de crédito para estudiantes cuya fuente principal de ingreso proviene de una beca.

Requisitos para obtener una tarjeta de crédito

Los requisitos para optar por una tarjeta de crédito para estudiantes pueden variar de acuerdo a la entidad financiera en la que la solicites. Los trámites no suelen ser complicados y generalmente son documentos fáciles de conseguir. Tampoco deberías tardar mucho tiempo en consignar los documentos, si todos están en regla.

Una vez que el grupo financiero confirme toda la información deberían acceder a tu solicitud sin mayores contratiempos.

Te mostramos a continuación los requisitos más comunes para sacar una tarjeta visa de estudiante o cualquier otro tipo de tarjeta de crédito para estudiantes, así podrás tener una idea de los documentos con los que deberías contar.

  1. Ser mayor de 18 años
  2. Tener una cuenta de ahorros y/o corriente en la entidad financiera donde vas a solicitar tu tarjeta de crédito. En algunos casos este requisito no es imprescindible.
  3. Documento de identificación personal vigente.
  4. Referencias personales y/o referencias bancarias.
  5. Constancia de ingresos, en caso de trabajar a tiempo completo o tiempo parcial.
  6. Comprobante de domicilio.

tarjeta-de-credito-para-estudiantes-riesgos

Photo by rupixen on Unsplash

Posibles riesgos de adquirir una tarjeta de crédito para estudiante

Similar a cuando adquieres un préstamo a corto plazo, es importante entender que al momento de optar por una tarjeta de crédito para estudiante estarás asumiendo una responsabilidad financiera con la que debes cumplir. Los principales riesgos provienen del incumplimiento en el pago de las cuotas.

Cuando te empiezas a atrasar en las cuotas se comienzan a acumular intereses, llegando al punto de adquirir una deuda bastante complicada con la entidad financiera. Si dicha deuda aumenta, lo más probable es que te cancelen la tarjeta de crédito para estudiante. Además, esto hace que tengas un antecedente negativo en tu historial crediticio, poniendo en riesgo la aprobación de cualquier otro tipo de crédito por el que quieras optar a futuro.

Debido a esto, es sumamente importante que te mantengas al día con tus pagos, no sólo por los beneficios inmediatos que te brinda el hacerlo, sino también por aquellos por los que podrías optar en el futuro.

¿Cómo organizar tus pagos de tarjeta de crédito como estudiante?

No te preocupes por los riesgos, todo es cuestión de organización y de conocer exactamente cuál es tu nivel de ingresos y de gastos mensuales.

Uno de los errores que cometen muchos estudiantes es optar por una tarjeta de crédito cuyo límite es mucho mayor al que pueden pagar, por lo que en los meses en los que tienen gastos extras y llegan al límite del crédito, presentan inconvenientes para pagar las cuotas.

Por eso el primer paso es optar por una tarjeta de crédito para estudiante cuyo límite sea posible de pagar aun cuando lo alcances.

Lo segundo es separar tus gastos cubiertos con tu línea de débito de aquellos que cubrirás con tu línea de crédito, de manera tal que siempre mantengas en mente cuál es el valor aproximado de la cuota que debes pagar en tu tarjeta de crédito para estudiante.

Y por último, paga tus cuotas a tiempo. Aunque parezca un consejo obvio, muchas veces pensamos que quizás retrasarnos un mes no tendrá ninguna consecuencia, pero debes saber que las entidades financieras toman mucho en cuenta la puntualidad al momento de considerar aumentos en los límites y préstamos futuros.

¿Qué otras opciones de financiamiento tiene un estudiante?

Las tarjetas de crédito para estudiantes no son las únicas opciones accesibles, existen algunas compañías de crédito y préstamos que ofrecen microcréditos especiales para cuando estás en esta parte de tu vida.

Estos microcréditos para estudiantes pueden ser muy útiles cuando estás iniciando clases en otra ciudad o al inicio de cada período de clases, donde los gastos incrementan y a veces son difíciles de costear. Puedes consultar las opciones que ofrecemos en Vivus para solicitar tu préstamo.

Para finalizar, una tarjeta de crédito para estudiantes puede realmente hacer la diferencia ante los gastos de tu educación, solicitarla no es complicado y solo debes tener presente las consecuencias de usarla irresponsablemente.

27/10/2019